'Carlitos', todo un luchador dentro y fuera del campo

La temporada 2016-2017 fue redonda en lo deportivo para 'Carlitos'. Supuso su explosión definitiva con la Arandina. Firmó catorce goles, fue galardonado con el premio al mejor extremo del Grupo I de Segunda B; era quizás el mejor momento de su carrera, pero la vida frenó en seco su meteórica progresión poniéndole por delante un reto mayúsculo. Los médicos le detectaron un cáncer en agosto de ese año, en plena pretemporada con la UD Sanse, su anterior equipo antes de fichar por el Badajoz. Meses después logró ganarle la batalla a la enfermedad para volver a dar la mejor versión de sí mismo, la que le ha permitido hacerse un hueco en la plantilla blanquinegra. «Después de unos meses malos por fin tengo el alta médica. Aunque la palabra cáncer suena muy fea, lo he superado y puedo decir que estoy totalmente curado», publicaba en su cuenta de Twitter el 17 de octubre de 2017.