¿Hacia dónde caminas, Badajoz?

Los jugadores felicitan a Guzmán, autor del segundo gol del Badajoz de penalti. :: JOSÉ VICENTE ARNELAS/
Los jugadores felicitan a Guzmán, autor del segundo gol del Badajoz de penalti. :: JOSÉ VICENTE ARNELAS

El equipo de Nafti se coloca como alternativa a los candidatos a la fase de ascenso, aunque en el Nuevo Vivero nadie se quiere marcar objetivos

J. P.

Aseguraba Mehdi Nafti que la gran victoria ante el San Fernando «son tres puntos más cerca de la permanencia». Pero ¿es ese el objetivo real del Badajoz? El presupuesto, incrementado sustancialmente, y el potencial de la plantilla indican una apuesta con mayores pretensiones. Por el Nuevo Vivero nadie se marca metas. Incluso este verano ya se eludía hablar de ascenso por «no meter una presión innecesaria al equipo», en palabras del presidente Pablo Blázquez. Aunque Matías Navarro reconocía el pasado mes de mayo un cambio en las aspiraciones del Badajoz para la nueva temporada. «El objetivo el año que viene no debe ser la permanencia, sino competir y aspirar a cotas más altas», expuso el administrador único de Premium Sport durante la presentación en el hotel AC Badajoz del proyecto del grupo, que trazaba sus primeras líneas maestras con el anuncio de Patxi Salinas como técnico.

El caso es que el Badajoz se ha colocado como la alternativa al quinteto de aspirantes a la fase de ascenso. Los blanquinegros ya son sextos a seis puntos de la cuarta plaza. Una espectacular escalada que despierta la ilusión entre la afición. «Es algo que no me llama la atención ahora mismo. Sabemos de dónde venimos y lo que hemos sufrido para llegar hasta aquí. Caminamos sobre huevos y el equilibrio de esta plantilla es muy frágil. Tenemos que ser cautos porque podemos recaer en cualquier momento», mantenía Nafti tratando de contener el exceso de euforia.

Pero la afición es libre para soñar. El playoff ha dejado de ser una utopía. Le avala su magnífica trayectoria en el Nuevo Vivero con siete victorias consecutivas desde la llegada de Nafti y la consistencia que empieza a transmitir como bloque en las últimas jornadas. «El equipo está creciendo y se parece mucho a lo que quiero, pero sería un error conformarse». El preparador franco-tunecino considera clave de esta transformación la unión del vestuario. «El compromiso de todos mis jugadores es total. Saben que entrar en el equipo es muy complicado. Resaltar también que jugadores como Eneko o Kamal que habían jugado en El Ejido ganando 0-2 han aceptado un rol más oscuro en el banquillo y eso demuestra que somos un bloque. Lo colectivo está por encima de lo individual en esta plantilla», apuntaba.

A pesar de la impresionante racha como local, Nafti criticó el mal estado del césped. «Voy a aprovechar que hemos ganado y que no parezca una excusa para decir que este campo impide tener velocidad en el juego, ir de una banda a la otra. Hace tener muchas imprecisiones, fallos en los controles y eso nos ha impedido llegar más al área».

Más