Del barro a un nuevo tapiz artificial en el Primero de Mayo de Valdivia

Inauguración del Villanovense en el Primero de Mayo. :: @villanovense/
Inauguración del Villanovense en el Primero de Mayo. :: @villanovense

El Villanovense rindió ayer visita al equipo local para estrenar el nuevo césped financiado por la Diputación por importe de 245.529 euros

ESTRELLA DOMEQUE

Villanueva de la Serena. Después de sufrir durante varias temporadas el mal estado del terreno de juego, el estadio Primero de Mayo de Valdivia luce ya un impecable tapete de césped artificial que fue estrenado ayer en un partido amistoso ante el Villanovense. Innumerables han sido las quejas de los rivales que han pasado por allí en este tiempo, aunque tras la espera, es ya una realidad. El resultado fue de 1-5 a favor de los serones, con tres goles de Pedro Montero, uno de Raíllo y uno en propia para remontar el gol inicial del Valdivia.

Un nuevo terreno de juego que fue inaugurado ayer de forma oficial por el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, ya que ha sido el organismo provincial el que ha financiado la obra, que fue adjudicada a Mondo Ibérica, por un importe de 245.529 euros. Durante el tiempo que se han prolongado las obras el Valdivia ha disputado sus encuentros en Zurbarán.

Julio Cobos aprovechó el duelo para experimentar en el once inicial, con jugadores menos habituales como Óscar, titular ayer en portería, Juanjo Neiva o el canterano Ñete. Aunque también se vio a jugadores más habituales como Javi Sánchez, Raíllo, Pedro Montero o Selfa, que parece recuperado de sus últimas molestias.