El Badajoz recupera el pulso en Talavera

Caballero conduce el balón en el partido que el Badajoz disputó en el estadio El Prado de Talavera de la Reina. :: ADG MEDIA/
Caballero conduce el balón en el partido que el Badajoz disputó en el estadio El Prado de Talavera de la Reina. :: ADG MEDIA

El equipo pacense se rehace en un partido muy serio y trabajado con goles de Héber Pena de penalti justo antes del descanso y Pablo Vázquez

ANTONIO TORRESTALAVERA DE LA REINA.

El Badajoz se resarce de su primer tropiezo y retoma su pulso por el liderato. Más práctico que con buen juego, el Badajoz pescó los tres puntos en su cita de este domingo en El Prado ante un Talavera al que le pesó y mucho un penalti tonto cometido por Nandi cuando el encuentro estaba ya en el tiempo añadido de la primera parte. El colegiado Pérez Hernández tenía prácticamente el silbato en la boca para anunciar el paso a los vestuarios de ambos equipos.

0 TALAVERA

Óscar Santiago; Sergio Martínez (Pablo Aguilera, min. 63), Nandi, Juanra, Sedeño (Cristian, min. 46); Zamorano, Reguera, Gerrit (Ángel, min. 46), Expósito; Samu Corral y Oca.

2 BADAJOZ

Kike Royo; Toni Abad, Pablo Vázquez, César Morgado, Candelas; Héber Pena (Carlos Portero, min. 62), Sergi Maestre, Caballero, Álex Corredera (Julio Gracia, min. 68), Adilson y Chris Ramos (Dani Segovia, min 73).

Goles
0-1 Héber Pena, de penalti, min. 45. 0-2 Pablo Vázquez, min. 60.
Árbitro
Pérez Hernández (Madrid). Mostró amarillas a los locales Sedeño, Gerrit, Sergio Martínez y Oca; y a los visitantes Toni Abad, Álex Corredera y Dani Segovia.
Incidencias
Municipal El Prado, 1.500 espectadores.

Un tanto psicológico que condicionó el devenir de un encuentro que se resolvió finalmente para el equipo pacense por un marcador de 0-2 merced a un tanto de Pablo Vázquez a la hora de encuentro y que resultó ser la sentencia definitiva de los pupilos dirigidos por Mehdi Nafti, quienes recuperan la sonrisa tras su derrota de la semana pasada frente al líder San Fernando y, de paso, ascienden un puesto en la general para colocarse terceros con 14 puntos en su haber.

El encuentro estuvo parejo durante los primeros 45 minutos de juego. Cierto es que los visitantes arrancaron dándole una velocidad más al encuentro que su rival, aprovechándose de la verticalidad de un Adilson que fue durante todo el encuentro un verdadero quebradero de cabeza para los laterales del conjunto blanquiazul.

De hecho fue el propio Adilson uno de los primero en probar suerte, con resultado infructuoso. Cierto es también que antes que él, César Morgado remató libre de marca al segundo palo, pero su testarazo se le fue alto. Mucho daño hicieron por arriba los visitantes, quienes aprovecharon los centímetros de varios de sus jugadores, como el propio César Morgado, Pablo Vázquez o Chris Ramos para generar muchas dudas en la zaga talaverana.

Con el paso de los minutos fue creciendo el Talavera, siendo la primera llegada de Reguera al cuarto de hora con un remate con la cabeza que, tras tocar en el suelo, perdía fuerza. Kike Royo recogió fácilmente su disparo desde el suelo. A base de balones laterales intentaban los pupilos de Fran Alcoy generar dudas a un Badajoz muy firme despejando una y otra bola, alguna de ellas incluso jugándose el penalti Toni Abad, pero la mano era involuntaria a juicio del colegiado.

De una acción que pudo ser pena máxima a otra que lo acabó siendo, y además cuando más escuece. Un balón peinado con dirección al área talaverano llegó a Chris Ramos, que rompía por velocidad a su par y Nandi que, en vez de aguantarle, metía la pierna sacando el conjunto extremeño una ocasión de oro para irse al descanso a favor. Héber Pena tomó la responsabilidad y disparó ajustado al palo izquierdo haciendo imposible a Óscar Santiago que con su estirada pudiera detener el potente remate. No había tiempo para nada más, de hecho ni dejó sacar el colegiado, por lo que con el 0-1 se llegó al descanso.

Intentó invertir la tendencia el preparador del equipo local con doble cambio dando en la reanudación entrada tanto a Cristian como a López por dos hombres con perfil un poco más defensivos como Sedeño y Gerrit. Buen efecto tuvo esa decisión de primeras, pues el equipo pacense pareció dar un pasito atrás, lo que permitió a los recién ingresados tener dos claras llegadas.

Las permutaciones locales y el riesgo de ir al ataque en busca del empate, dejaban espacio para que los visitantes intentaran el balón a la espalda para salir a la contra. De ello se benefició Héber Pena para encarar la meta rival y encontrarse con un providencial Nandi que le robó la bola en última instancia.

Salvaron la primera los blanquiazules pero no así la segunda. Volvió el peligro a balón parado de los pupilos de Mehdi Nafti y Pablo Vázquez se sacó un imperial testarazo al segundo palo para superar a Óscar Santiago y poner un 0-2 que olía y mucho a sentencia en el Campo El Prado.

Porque la verdad es que ese tanto acabó con el partido y el Badajoz lo sabía. De hecho podía jugar con el tiempo a su favor perdiendo cada vez más tiempo y frustrando cada vez más los sueños de una parroquia local que con el paso del crono iba asumiendo que los visitantes habían ganado la partida de ajedrez.

Pero es que el equipo visitante incluso pudo hacer más sangre. El cansancio cada vez era más grande, los espacios iban en la misma proporción y Adilson que los aprovechaba para crear mucho peligro cada vez que la bola caía en sus pies. Incluso también a balón parado disponían los de la provincia extremeña quedándose Pablo Vázquez muy cerca del doblete en acción muy similar a la del 0-2.

El encuentro moría en la portería de Kike Royo, con el Talavera intentándolo de todas las maneras posibles, pero la nulidad de ideas y la seguridad defensiva de los jugadores entrenados por Mehdi Nafti hicieron que el marcador final reflejara una victoria para recuperar sensaciones con respecto a la semana pasada y seguir demostrando que este equipo es uno de los candidatos a esas cuatro plazas de playoff.

Más