SEGUNDA B

El Badajoz va llenando su botella

Gorka Santamaría y De Castro saltan sobre el portero Lopito. / ARNELAS
Gorka Santamaría y De Castro saltan sobre el portero Lopito. / ARNELAS

Nafti reconoce que a su equipo aún le falta para crecer, pero se queda con lo positivo que refuerza su idea para seguir creyendo en el trabajo

J. P.BADAJOZ.

El efecto ilusión que vive la ciudad ha contagiado al equipo. El Badajoz ha arrancado la temporada dispuesto a hacer soñar y de momento la cosa pinta muy bien. El conjunto blanquinegro todavía tiene que pulir algunas lagunas en el campo y a pesar de que Mehdi Nafti lamenta cierta desconexión entre líneas y una intensidad sin continuidad, los números que presenta le hacen quedarse con lo positivo. «Con tres puntos vamos a ver la botella medio llena. Estoy orgulloso siempre de mis chicos, pero mejorable», exponía.

Y es que al técnico franco-tunecino no le gustó el primer tiempo de los suyos. «Nos ha faltado velocidad en el juego y amplitud», remarcaba. El equipo estaba partido por momentos con Gorka y Dani Segovia aislados, no se sentía cómodo y parecía no querer la pelota. «Hemos jugado media hora en el segundo tiempo. A raíz del segundo gol el rival estaba muy tocado y tuvimos que hacer el tercero, después nos relajamos mucho y el rival consiguió hacer el 2-1», explicó Nafti. Unos desajustes que no impidieron ver brillar a jugadores como Sergi Maestre, Caballero y Héber Pena. «A veces el fútbol más atractivo no es el más eficaz», precisaba. En la segunda parte, el panorama cambió para el Badajoz a golpe de la pegada de Gorka y ofreció unos minutos que se asemejan a lo que quiere el preparador blanquinegro. «La entrada de Álex Corredera ha dado otro aire al equipo, ha cogido confianza con el balón y sobre todo en campo contrario».

El Badajoz se mantiene entre los elegidos, aunque Nafti extrema la prudencia. «Esto acaba de empezar y es muy complicado», avisa. Pero el técnico reconoce que ganar da un plus para la confianza en el día a día. «Es mejor para nosotros trabajar con 10 puntos de 12 para mejorar y seguir creyendo en lo que estamos haciendo que ya estar con el agua en el cuello». Y asume que no siempre caminarán por la alfombra roja. «Vamos a tener una mala racha, llegarán los malos momentos y habrá que saber afrontarlos, pero de momento estamos contentos». Tampoco dio excesiva importancia al gol que acabó con la imbatibilidad de Kike Royo. «No vamos a quejarnos porque todo el mundo está sufriendo».

Más