El Badajoz se ilusiona con su proyección de futuro

Fran Morante, Romero, Álex Rubio, José Ángel, Juanma y Javi Rey celebran con Guzmán el primer gol del Badajoz/José Vicente Arnelas
Fran Morante, Romero, Álex Rubio, José Ángel, Juanma y Javi Rey celebran con Guzmán el primer gol del Badajoz / José Vicente Arnelas

Guzmán, Fran Morante y Álex Rubio muestran el camino de la salvación ante el Écija y abren la puerta a otras opciones

Javi Pérez
JAVI PÉREZBadajoz

El Badajoz se ilusiona con su futuro. El club blanquinegro logra una victoria 'premium' en lo deportivo y en lo institucional. Escapa de la quema y le da la posibilidad de empezar a mirar hacia arriba. Solventadas las dudas en torno a la transformación en SAD y la llegada de un grupo inversor, por la tarde le tocaba al equipo resolver las deportivas en su camino por la permanencia. Si la exigencia era máxima, las sorprendentes victorias de Lorca Deportiva, Las Palmas Atlético y Betis Deportivo obligaban aún más a los blanquinegros a no fallar en el Nuevo Vivero. Juan Marrero dejó clara su apuesta y tiró de los nuevos fichajes Rafa Navarro y Pol Ballesté.

El Badajoz era consciente de lo que se jugaba y salió como es habitual con mucha intensidad y presión arriba. Al Écija le costaba sacudirse esa asfixia, mientras el equipo pacense desplegaba su ofensiva sobre la portería de Fermín. Se sucedieron varias ocasiones claras en las botas del incansable Juanma García y Álex Rubio, quien tras un rechace a disparo del primero y con el portero fuera del marco intentó una volea que fue despejada por la defensa en boca de gol.

3 CD BADAJOZ

0 ÉCIJA

CD Badajoz
Pol Ballesté; Rafa Navarro, Fran Morante, Jesús Muñoz, Gabri Izquier; Joaqui Flores (Álvaro Romero, min. 13), Javi Rey, José Ángel (Rafa García, min. 74), Guzmán; Juanma García y Álex Rubio (Eloy Jiménez, min. 69).
Écija
Fermín; Domínguez, Núñez, Luis Martínez, Carmona; Jonathan (Abraham, min. 77), David Castro, Marrufo, Manu Reina (Juan Delgado, min. 63); Álex Escardó (Bugatto, min. 77) y Ezequiel.
Goles
1-0: Guzmán, min. 16. 2-0: Fran Morante, min. 57. 3-0: Álex Rubio, min. 59.
Árbitro
Arias Madrid (ceutí). Expulsó por doble amarilla en el Écija a Marrufo (26 y 42). También amonestó a Domínguez (34), Luis Martínez (53) y Jonathan (55).
Incidencias
Unos 3.000 espectadores en el Nuevo Vivero. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del expresidente Pepe Macías y del exjugador Féliz Nieto.

El Badajoz insistía en sus acometidas y la afición barruntaba el gol. Pero de nuevo el infortunio hizo que el público tragase saliva para presagiar lo peor con la lesión de Joaqui Flores a los trece minutos. Ausente Ruano por sanción, los pacenses se quedaban descolgados por banda y Marrero dio entrada al escurridizo Álvaro Romero. Tocaba rearmarse otra vez y mantener la tensión. Hasta que Guzmán sacó a relucir su calidad con un jugadón marca de la casa. Se fue hasta la línea de fondo, hizo un recorte al marcador que le salió al paso y casi sin ángulo pegado al palo se la picó al portero para adelantar al equipo blanquinegro. El Nuevo Vivero estalló de júbilo. Su jugador franquicia recuperaba su mejor versión en un momento decisivo de la temporada.

El Badajoz tenía el partido donde quería, aunque no terminaba de reflejar su dominio con otro gol que le diera tranquilidad. El Écija poco a poco se iba cargando de tarjetas y al filo del descanso veía cómo se marchaba a vestuario Marrufo por doble amarilla. El conjunto de Marrero empezaba a verlo más claro y con la reanudación puso toda la carne en el asador para no dejar escapar un partido de vital importancia.

Javi Rey imponía su autoridad en la sala de máquinas y José Ángel daba ese toque de clase y ritmo para hacer bailar a los suyos. El Écija apenas pisaba terreno pacense y en las escasas acciones que se atrevió, atrás los blanquinegros no daban concesión alguna. Incluso los defensores mostraban sus colmillos en ataque disfrutando de las ocasiones más claras. Fran Morante se erigió en un auténtico 'killer' en las jugadas de estrategia. La primera que tuvo pecó de flojo, pero en la segunda apenas tres minutos después remató con temple y decisión para colocar el 2-0. Lo celebró con rabia el central cordobés después de lo mucho que ha sufrido con su lesión. Fue una jugada de pizarra. José Ángel botaba la falta sobre el segundo palo donde estaba Jesús Muñoz, quien la dejó en el punto de penalti para que Morante se la sujetara a la bota, se la colocara al otro pie y fusilara a Fermín.

La fiesta en el Nuevo Vivero no había concluido. Álex Rubio agarró el balón en la zona de tres cuartos tras un robo y se lanzó en una de sus arrancadas en diagonal hacia la portería para definir con precisión sobre el palo largo. Ahora sí, el Badajoz podía respirar tranquilo.

Con el partido resuelto, el marcador controlado y cómodo en su juego, el equipo blanquinegro trataba de ampliar su renta. José Ángel pudo marcar un gol antológico en una falta lejana que Fermín algo adelantado sacó con los puños en una gran estirada. Juanma lo intentaría poco después con otro misil teledirigido desde casi el círculo central para poner en aprietos al portero de nuevo volando por los aires.

El Badajoz pudo redondear aún más la goleada, pero la generosidad de Romero y Eloy para asistir a sus compañeros al pisar el área impidió que esas ocasiones engrosaran en las estadísticas de disparos a puerta. Gabri Izquier también tuvo el cuarto pero se llenó de balón al armar su disparo solo ante la portería y ya en el descuento Rafa Navarro mostró sus dotes ofensivas al Nuevo Vivero subiendo al ataque en jugada personal con un remate a bocajarro que se encontró con un soberbio paradón de Fermín.

El Badajoz saca una victoria necesaria y rehabilitadora que le hace salir de la zona caliente y le da licencia para soñar con seguir escalando.