SEGUNDA B

El Badajoz se agarra al Nuevo Vivero

Álex Rubio volverá a ser la principal referencia ofensiva. :: J. V. ARNELAS/
Álex Rubio volverá a ser la principal referencia ofensiva. :: J. V. ARNELAS

El equipo blanquinegro confía en ofrecer su mejor versión como local para superar a El Ejido con la novedad de Javi Pérez

J. P. BADAJOZ.

Decía Juan Marrero durante su comparecencia del viernes que «las cuentas de la lechera en el fútbol no son buenas». El técnico del Badajoz respondía así cuando se le cuestionaba si de algún modo se había empezado a plantear que ganando todos los partidos en el Nuevo Vivero se aseguraba la permanencia. «No podemos pensar que solamente compitiendo en casa se pueden lograr los objetivos», sostenía. Toda una declaración de principios para descartar que el equipo blanquinegro muestre versiones distintas como local y visitante. «Tenemos que jugar igual fuera que en casa. No nos podemos permitir el lujo de jugar en casa distinto», puntualizaba.

De momento y mientras encuentra ese equilibrio que dé continuidad a su juego tras dos derrotas foráneas en La Línea y Huelva, el Badajoz ha demostrado ofrecer mejores prestaciones en casa tanto en solidez defensiva como efectividad en el área contraria. Y es en su estadio donde tiene que poner la primera piedra hacia la salvación. El Badajoz se agarra al Nuevo Vivero en una tarde especial por el homenaje en memoria del pequeño Víctor Díaz, zagalín de 5 años de la UVA, fallecido en un desgraciado accidente de tráfico la semana pasada.

El Badajoz afronta otra cita clave en sus aspiraciones y con una nueva oportunidad de poner el 'golaverage' a su favor ante otro rival directo. En el vestuario blanquinegro ya se empieza a jugar con ese factor. «Se van acortando las jornadas y el golaverage puede ser importante», subrayaba Marrero. El Nuevo Vivero se presenta como la mejor terapia frente a una recaída. «Cuando pierdes estás deseando jugar para sumar tres puntos y más en casa delante de nuestra afición». Las goleadas a Córdoba B, Las Palmas Atlético, Betis Deportivo y Écija son el mejor ejemplo de su efecto rehabilitador.

La principal novedad en la lista de Marrero es la presencia de Javi Pérez. «Lleva quince días con nosotros y facilita las cosas. Viene a sumar seguro porque tiene cosas que nos van a venir muy bien», apuntaba el técnico. En cambio, siguen siendo bajas por lesión Joaqui Flores y Chechu a quienes se añade la de Sergio Martín por sanción. En El Ejido, que viaja a Badajoz esta misma mañana, están descartados los lesionados Emilio Cubo, Alfonso, Echu y Marcelo, además del portero Gianfranco Gazzaniga, expulsado ante el Murcia. Alberto González recupera a Ocaña después de más de dos meses sin jugar y al sancionado Javi Hernández.

El Badajoz tiene en su mano superar a El Ejido en la tabla, aunque Marrero avisa de la dificultad para doblegar al segundo equipo más goleador del grupo. «Tenemos que ser muy sólidos, correr mucho, hacer bien las ayudas, juntarnos y ofrecer nuestra versión ofensiva en casa».