El Almería B marca el destino del Villanovense

Pajuelo, en carrera, junto a un jugador del UCAM de Murcia en el último partido en casa. :: e. domeque/
Pajuelo, en carrera, junto a un jugador del UCAM de Murcia en el último partido en casa. :: e. domeque

El filial llega casi sin opciones de salvación y las de los serones pasan por ganar hoy para seguir en la pelea

ESTRELLA DOMEQUE

Villanueva de la Serena. El Villanovense quiere dejar de dar vueltas sobre su eje y dar por fin el golpe que le haga saltar de la noria en la que vive desde hace varias jornadas, demasiadas. Semana tras semana, los serones han ido arrancando las hojas del calendario con una única victoria en este 2019, ante El Ejido, hace ya más de dos meses. Muchos empates y varias derrotas después, a los de Julio Cobos se les acaban las oportunidades. La más clara puede ser la de hoy, ante el Almería B.

«Siempre hemos dicho que el siguiente partido era el más importante, pero este lo es más. Ganar nos daría mucha confianza después una racha de partidos sin hacerlo y este domingo solo vale ganar para seguir peleando y confiando», afirma el técnico de Valdehornillos. «Todo lo que no sea ganar te hace depender de muchos factores y se complicaría mucho la salvación. Por lo tanto, este sí que realmente es el más importante de todos los partidos disputados hasta la fecha».

El Almería B viene de sumar ante el Atlético Sanluqueño la primera victoria de 2019 después de trece jornadas consecutivas sin ganar, las últimas seis sufriendo derrotas, aunque el triunfo llega ya tarde puesto que la permanencia del filial en Segunda División B está realmente complicada. De hecho, tiene la zona de salvación a trece puntos cuando restan dieciocho por disputarse. Un desahucio casi seguro que no genera confianza en el conjunto verde.

Así, el técnico del filial almeriense, Esteban Navarro, tiene claro que «restan seis jornadas para el final y el equipo va a salir a competir en todos los partidos porque queremos salir de todos los campos con la cabeza bien alta y terminar de la mejor forma posible la temporada».

También lo ve así Julio Cobos. «Es un equipo que tiene calidad y no conozco ningún equipo que venga a dejarse ganar. Ellos se están jugando el futuro de la próxima temporada y su carta de presentación al resto de equipos», dice el entrenador extremeño sobre un rival que cree que se ha quitado mucha presión. Pero advierte, «nosotros nos estamos jugando mucho y en el campo se tiene que ver qué equipo es el que se está jugando la vida y qué equipo ya no se juega nada».

Espera un partido de mucha tensión y asegura que su equipo está concienciado de ello, también de poder reencontrarse con la victoria. «Confío plenamente en que este domingo vamos a ganar. Todas las semanas están siendo un bajón, porque en cuanto al juego estamos haciendo muchas cosas para poder ganar», lamenta el técnico.

Centrado en este partido, Cobos prefiere no echar cuentas, «porque no sé dónde va a estar el tope de puntos y no quiero que haya más distracciones», pero sabe que la calculadora empezaría a dar error si no se gana este domingo.

De cara a este partido, es seria duda Pedro Montero, que sigue entre algodones tras su lesión ante el UCAM, ni el lesionado Jaime Almagro, jugador cedido por el Lleida en el mercado de invierno y que apenas ha tenido minutos en este segundo tramo de temporada.