Abraham Pozo: «Este año hay que pasar menos apuros»

Abraham Pozo charla con el técnico Juan García durante un entrenamiento. :: E. D./
Abraham Pozo charla con el técnico Juan García durante un entrenamiento. :: E. D.

Será uno de los capitanes del Don Benito en su cuarta temporada consecutiva en el club, donde sigue pese a las ofertas recibidas

ESTRELLA DOMEQUEDON BENITO.

Hay quien dice que siempre hay que volver al lugar donde uno ha sido feliz. Hay otros que, sin embargo, deciden no marcharse de ese lugar. Este último es el caso de Abraham Pozo, que disfruta de la felicidad que desde hace cuatro años le aporta el Don Benito. Y, pese a los cantos de sirena que llegaron a sus oídos este verano, la balanza siempre estuvo inclinada hacia el lado rojiblanco.

«Sí, llegaron esas ofertas», responde sin titubeos y con una sonrisa pícara, «pero tenía claro que quería seguir aquí». Con esa decisión, el mago de Pueblonuevo del Guadiana cumplirá su cuarta temporada consecutiva con el Don Benito, un club en el que reconoce que se encuentra muy a gusto después de la confianza que depositaron en él tras su salida del Badajoz. «Han sido cuatro años muy bonitos. Mi familia también está bien aquí y espero seguir mucho tiempo», afirma.

Pero, ¿qué ha cambiado de ese Abraham Pozo que llegó en 2016 al Don Benito? «Mucho. Me han pasado muchas cosas, en lo personal y en lo deportivo», contesta. En este tiempo ha pasado de llevarse el pulgar a la boca para celebrar un gol a saltar al césped con su hija, la más revoltosa siempre en las fotos del once inicial. Las dos escenas las ha vivido con la camiseta rojiblanca. «Llegué con 25 años y creces mucho. En lo deportivo te vas curtiendo y eso te hace mejorar como futbolista y como persona», recuerda minutos antes de una nueva sesión de entrenamiento.

La pretemporada está siendo intensa y confiesa que hay algo de cansancio, como es normal en los preparativos previos de la competición. Si bien, cree que van a buen ritmo para llegar lo mejor posible al debut ante el Mérida del 25 de agosto. «Estamos a más del 50 por ciento, pero aún nos quedan dos semanas y hay margen para mejorar ese porcentaje que nos falta».

La dirección deportiva ha conseguido mantener el bloque de la pasada temporada y eso hace que parte de las piezas estén ya encajadas. El puzle se completa con las nuevas incorporaciones a las que ya intenta contagiar una parte de lo que el Don Benito representa para él. «El año pasado hicimos muy buen grupo y entre todos conseguimos hacer historia aquí logrando el objetivo. A los nuevos intentamos inculcarles lo mismo que a nosotros cuando llegamos a Don Benito y que lo cojan lo antes posible. La gente que ha venido está predispuesta a ayudar, que es lo más importante», dice Pozo.

Pero si importante ha sido mantener a buena parte de la plantilla, no menos lo es para Abraham Pozo continuar al lado de Juan García. Dice de él que le conoce mejor que nadie y que sabe cuáles son sus virtudes y sus defectos. Y, en su opinión, «se merece estar donde está porque nadie le ha regalado nada para llegar hasta aquí».

Sin embargo, hay un hueco que será difícil de llenar, el que deja Ricardo Durán: «Él ha sido un apoyo importante aquí desde que llegué. Es el que más se puede echar en falta, por todo lo que transmitía Ricky, no solo futbolísticamente, más aún como compañero».

Con el lateral zurdo, hoy en las filas del Arroyo, compartió numerosas anécdotas y momentos para el recuerdo. Ahora hereda de él unas de las cuatro capitanías del club que este año recaen además en Gonzalo, Trinidad y Sebas Gil.

Ese brazalete le da una responsabilidad que quiere que se traduzca en una nueva temporada histórica para el Don Benito, «en la que no nos pase lo del año pasado, que creo que pagamos bien la novatada en la primera vuelta. Este año hay que pasar menos apuros». Esto ya es palabra de capitán.