Mareas verdes y blancas en las gradas de El Sardinero

ESTRELLA DOMEQUE

villanueva de la serena. Dos aficiones muy distintas, pero con la misma ilusión, se dan cita esta tarde en El Sardinero. Unos 17.000 aficionados racinguistas, frente a los 500 del Villanovense, esa será la diferencia hoy en el estadio. Aunque es cierto, que ese medio millar representa sólo una pequeña parte del apoyo de los serones, que durante estas últimas semanas se han sentido arropados por prácticamente toda Extremadura en su sueño de ascender a Segunda División.

En Santander hay preparada una fiesta previa, que comenzará a las 10.30 con la concentración de los jugadores locales, que podrían recibir ya aquí los primeros ánimos de cara a intentar la remontada. Mientras que, la segunda cita será a las 16.00 horas, en el estadio para recibir a ambos equipos, entre aplausos y silbidos.

Además, El Sardinero entrará en calor con la voz de Chema Puente interpretando 'Santander La Marinera' en los prolegómenos del partido. El ambiente seguirá con la salida de los jugadores al campo y, para terminar de subir la temperatura, las gradas mostrarán un enorme mosaico verdiblanco formado por 18.000 cartulinas. Incluso se ha organizado una rifa de varios regalos durante el descanso. Todo ello, sumado a la rebaja de las entradas hará que prácticamente se cuelgue el cartel de 'Completo' en el feudo racinguista.

Un gran ambiente, a la altura de lo que se juegan ambos equipos, y en el que la 'marea verde' del Villanovense intentará hacerse escuchar, aunque lo tendrá difícil. Quizás, lo mejor, es que sea el equipo el que diga todo sobre el césped, pues durante la semana se ha insistido en que la poblada grada del Sardinero, aunque cause respeto, debe ser para los jugadores una motivación más.