Marrero no será el técnico en Segunda B

Marrero, junto al presidente Franganillo en primera fila de la ofrenda a la patrona. :: EXTREMADURAUD/
Marrero, junto al presidente Franganillo en primera fila de la ofrenda a la patrona. :: EXTREMADURAUD

El hasta ayer entrenador del Extremadura seguirá en el club para «ayudar en lo que pueda» a Manuel Franganillo

RAÚL PEÑA .

La decisión estaba tomada mucho antes de la liguilla de ascenso: Juan Marrero no será el entrenador del Extremadura en Segunda División B. El técnico ha tomado esta decisión después de una temporada muy dura para él, tanto en lo físico como en lo mental, por lo que el club de Almendralejo tendrá que buscar un sustituto al entrenador que ha conseguido tres ascensos con el Extremadura. Aunque no dirigirá al equipo desde el banquillo, Juan Marrero continuará ligado al club para «ayudar en lo que pueda» al presidente Manuel Franganillo.

Juan Marrero señala que la decisión ha sido personal y que le servirá para comenzar la búsqueda de otros objetivos y para intentar darle al club una estructura sólida para la división de bronce del fútbol español. De momento, Marrero quiere saborear el ascenso durante unos días y la próxima semana el club se pondrá a trabajar en la confección de la plantilla y el cuerpo técnico para el próximo año. Aun así, el hasta ahora técnico del Extremadura no le cierra la puerta a volver a entrenar algún día, pero admite que quiere pasar un periodo en la búsqueda de otros horizontes ayudando al club de Almendralejo.

Sobre su último periodo en el Extremadura, Juan Marrero admite que ha estado lleno de altibajos. En este último año y medio, hay un punto de inflexión: el 1-4 que le endosó el Arenas de Getxo en el Francisco de la Hera en la liguilla de ascenso de la temporada pasada. En ese momento Marrero se dio cuenta de que debía seguir en el Extremadura: «Tenía algo dentro que me impedía dejar de luchar y un día después ya estaba trabajando con Manuel Franganillo para hacer un buen proyecto».

De esta última etapa en el club, el técnico de los ascensos con el Extremadura se queda con la fortaleza mental de la plantilla para superar los momentos difíciles, aunque para él la clave ha sido la afición. «Si algo me llevo es el último partido en el Francisco de la Hera, con 10.000 aficionados empujando y con la alegría de después, con mucha gente llorando, porque han sido cinco años de varapalos».

Juan Marrero deja su puesto de entrenador tras conseguir su tercer ascenso con el Extremadura -dos de ellos a Segunda B- en cuatro temporadas y media en el club. Estuvo en el Extremadura en Regional Preferente, en Tercera y en Segunda B, donde no tuvo suerte y fue destituido tras 14 partidos de liga.

Ofrenda a la patrona

Por otro lado, El Extremadura UD al completo realizó ayer una ofrenda floral a la patrona de Almendralejo, la Virgen de La Piedad, en su santuario, de la mano del capitán azulgrana Tomillo. Junta Directiva, cuerpo técnico, plantilla y trabajadores del club brindaron su particular homenaje a la patrona y le ofrecieron el ascenso a Segunda División B.

Tras realizar esta ofrenda, el equipo se dirigió al Ayuntamiento de Almendralejo, donde fueron recibidos por el alcalde de la localidad, José García Lobato, en torno a las 20.00 horas. En este recibimiento, el alcalde dio la enhorabuena y el agradecimiento al club por la temporada que había realizado y por el ascenso a Segunda B.

Tras unos días de celebraciones y actos, la plantilla se ha preparado para descansar y disfrutará de unas merecidas vacaciones, mientras que la directiva se pondrá manos a la obra la próxima semana para confeccionar la plantilla y el cuerpo técnico para la temporada que viene en la división de bronce.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos