El Cacereño pierde a José Ramón Lavado por un esguince

José Ramón Lavado pisó el césped del Nuevo Los Cármenes a los 60 minutos de partido... y lo abandonó a los 68

F. G. CÁCERES.

José Ramón Lavado pisó el césped del Nuevo Los Cármenes a los 60 minutos de partido... y lo abandonó a los 68. El delantero del Cacereño sufrió el pasado viernes en Granada un esguince leve de tobillo, según las pruebas a las que se sometió el sábado, pero volverá mañana por la tarde para descartar que tenga el peroné y algún tendón dañado. «Afortunadamente se ha quedado tan solo en un susto. En un principio parecía todo más grave», reconoce el manchego.

Le han diagnosticado reposo durante toda esta semana, o sea que está totalmente descartado para recibir el domingo al Sevilla Atlético en el Príncipe Felipe (12.00 horas). «No vaya a ser que recaiga por forzar y sea peor. Ya volveré la semana que viene a los entrenamientos. Como mucho serán tan solo dos semanas fuera». Se une a la baja por sanción de Gonzalo, expulsado por doble amonestación en la última jornada por el penalti cometido a cinco minutos del final del partido.

El cuerpo técnico verdiblanco esperará esta semana noticias de las recuperaciones de Pizarraya, Belforti y Raúl Medina, las otras tres bajas que tienen de momento. El que más posibilidades tiene de reaparecer algunos minutos es el mediocentro medrileño, ausente desde el pasado mes de octubre por una grave lesión de rodilla.