«En muchas ocasiones nos faltó empujarla»

El técnico visitante puso el acento en la falta de acierto goleador, pues valoró que «fue un partido muy igualado y competido en el que, en muchas ocasiones, nos faltó empujarla. Estuvimos faltos de puntería, al contrario que ellos, que consiguieron meter la pelota. Se repite nuestra evidente falta de gol. Es algo que se repite cada jornada. En la segunda parte, asumimos más riesgos y tuvimos ocasiones. Apostamos incluso por mandar balones arriba para buscar el empate, pero ellos estuvieron muy protegidos en el juego aéreo y nos pudieron hacer daño a balón parado. Nosotros estuvimos muy limitados a balón parado». Sobre lo que resta de temporada, Marcos manifestó que «quedan muchos puntos como para renunciar a objetivos. No jugamos mejor que en otros partidos, pero estamos recuperando gente y se notará la mejoría».

El preparador de la Balona, Rafael Escobar, apreció en el encuentro «dos mitades distintas. En la primera, nuestra tensión y necesidades se palpaban en el terreno de juego. Tenemos muchas dificultades en casa, lo intentamos con pases, pero nos veía agarrotados y no teníamos precisión. En la segunda, quitamos el freno de mano. Llegó el gol y, con él, la tranquilidad. Nos faltó rematar el partido porque ocasiones tuvimos, pero nuestro sino es sufrir y ganar con mucho esfuerzo». Acerca de su planteamiento del choque de ayer ante el Cacereño, el preparador del Linense apreció que «salimos con todo lo ofensivo y dos bandas profundas. Buscamos el dos contra dos con los rivales para hacerles daño. Con los cambios buscamos más fútbol de toque y creo que merecimos más».

Antes de cerrar la rueda de prensa, todavía dejó Escobar un detalle a la grada al manifestar que «no sé qué quiere la afición de la Línea, lo que debe hacer es animar del primer al último minuto».