Habrá Checa hasta el 2017

Habrá Checa hasta el 2017

Martínez Doblas apalabra con el mediocentro sevillano, al que le resta un año de contrato, dos temporadas más como verdiblanco

FERNANDO GALLEGOCáceres

No es secreto de sumario que Martínez Doblas y Checa mantienen una excelente relación. Hay que estar muy ciego para no advertir la ascendencia del mediocentro sevillano tanto en el vestuario como sobre el juego. Y se puede escuchar de fondo por cualquier calle del casco antiguo lo cómodo que se encuentra el jugador en Cáceres. Y todos estos ingredientes han desembocado en la decisión del dueño del Cacereño de ofrecerle a José Carlos Romero Infante (Dos Hermanas, 1983) dos años más de contrato.

A Checa le resta un año de contrato, pero está dispuesto a aceptarle la oferta a Doblas. Él, junto a Martins, José Ramón y Aarón Fernández, recibió jugosas propuestas en el mercado de invierno de otros equipos más potentes de la categoría. Pero tal y como sucedió el año pasado, declinó todas. «Estoy muy a gusto en Cáceres. Me llevo bien con toda la gente, que me trata fenomenal. Si estás cómodo en un sitio, ¿para qué vas a cambiar?», razona el mediocentro.

La oferta para renovar por dos años más (es decir, hasta el 2017) ha sido verbal. «No está firmado aún, pero la palabra de él (Martínez Doblas) me vale. Hemos acordado que me quedan aquí en Cáceres bastantes años. Me siento un cacereño más y me gustaría estar aquí más tiempo», explica Checa. Se trata de un caso muy anómalo en esta categoría: comprometerse por muchos años con un mismo club.

Ángel Marcos, al que también le une una estupenda relación, le ha dado galones y es prácticamente la voz cantante del entrenador dentro del terreno de juego. Por eso se atreve a marcar el camino y hablar como voz autorizada, sin tapujos: «No podemos poner las excusas de las bajas. Sin jugadores importantes también ganamos en Cádiz. Y si ganamos allí, había que ganar al Córdoba B en nuestro campo. Los culpables somos los jugadores, los once que salimos el otro día al campo, yo entre ellos».

No encuentra excusas ni en la calidad de entrenamientos que viene lastrando al equipos «incluso desde el inicio de pretemporada». «Nos creamos más responsabilidad de la que deberíamos cada vez que jugamos en casa. Los equipos nos juegan como nosotros jugamos a los rivales a domicilio. Nos equivocamos en la forma de jugar en casa y eso lo tenemos que corregir. Y eso no es fallo del entrenador, sino de los que jugamos».

No quiere Checa descartar ningún objetivo, aunque explica: «El objetivo de la cuarta plaza es complicado porque hay equipos más punteros que nosotros, con mejores jugadores. Pero el míster nunca nos ha vendido el humo ese del playoff de ascenso. Desde el inicio está diciendo que sólo hay que intentar subir un puesto más».

Tendrá claridad de palabra el Cacereño durante tres temporadas más.