Jornada 33

Zidane: «Habrá cambios, sé lo que quiero y lo hablaré con el club»

Zinedine Zidane, durante la rueda de prensa. / Reuters

«No voy a dar nombres, estamos en estas cosas y lo hablaremos en su momento», señaló el técnico del Real Madrid

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Pocas cosas hacen perder la sonrisa Zinedine Zidane. Ni la posición en la tabla clasificatoria, ni los resultados de los últimos partidos, ni siquiera la complicada labor de dar un cambio rotundo en el vestuario del Real Madrid de cara a la próxima temporada en este 'casting' que parece estar llevando a cabo desde que volvió a coger las riendas del Real Madrid. Y si algo ha aprendido en este tiempo es a 'torear' las preguntas con buen talante. «Podéis preguntar y voy a contestar lo que quiero», dijo al ser preguntado por Kylian MBappé. «No voy a dar nombres, estamos en estas cosas y lo hablaremos en su momento. Con el club voy a hablar porque sé perfectamente lo que quiero», zanjó dejando claro que es un hombre con las ideas claras.

Y si se producen llegadas primero, o tarde o temprano, tendrán que producirse bajas con las que conseguir el dinero suficiente para acometer los grandes fichajes de los que se hablan. «Sí, pero no te voy a decir nada», volvió a capear a la pregunta de si el club hará caja. «Te voy a hablar de lo buenos que son los jugadores y los mejores están aquí. Siempre el Madrid busca los mejores y hay que aceptar que este no ha sido el mejor año del Madrid. Y hay que cambiarlo. Pero no voy a hablar», contestaba cerrando en banda cualquier resquicio que otorgue una pista de por dónde van sus intenciones.

«Hemos hablado de lo que vamos a poder hacer y de perfil de jugadores, pero luego veremos lo que se puede conseguir en el mercado»

Si Zidane tiene claro que no quiere hablar de los que llegarán, se mostró igual de seguro cuando le preguntaron si esta situación que está viviendo desde que se puso al frente del equipo puede terminar por quemarle. «No, estoy bien, y si los jugadores no están del todo bien quieren salir de eso y hacerlo mejor», dijo en tono constructivo. «Son jugadores que tienen siempre en mente ganar cosas y este año no va a ser posible y es un poco más complicado», añadió. Además, quiso dejar claro que los partidos que restan de temporada el objetivo es terminarlos de la mejor manera posible, pero con la cabeza puesta en la próxima campaña: «Nos queda un mes y pico de competición. Mi mente está aquí pero también mi energía está en el próximo año también». «No estoy quemado», insistió. 

«Puede pasar de todo»

«Eran ganas de cambiar las cosas, no condiciones», dijo sobre su vuelta al banquillo del Real Madrid. «Hemos hablado de lo que vamos a poder hacer y de perfil de jugadores, pero luego veremos lo que se puede conseguir en el mercado, pero está claro que habrá cambios, pero es algo obligatorio para todos», dejó claro de nuevo. Y para que se llevan a cabo esos cambios habrá que convencer a algunos jugadores, quieran o no, de salir del equipo en junio. «No sé cómo va a acabar todo eso. Porque además todos tienen contrato aquí, por eso tenemos que hablar en su momento, cuando sea posible. Vamos a tener tiempo. Puede pasar de todo«, avisó el entrenador francés.

Y si del futuro pasa de puntillas, el presente le obliga a pensar en el Athletic, el rival del domingo. «Es un equipo que lo está haciendo ahora mucho mejor, siempre ha sido un equipo muy complicado de jugar y mañana nos va a poner en dificultades, pero es un partido bueno para hacerlo mejor y queremos que sea así. Por lo menos hacer las cosas mejor y queremos ganar el partido». Unas palabras en las que se entiende que Zidane no termina de estar contento con lo que ha visto en el campo en los últimos partidos. «No estoy preocupado», aclaró, pero sí confesó que «nos faltan seis partidos para sacar esto adelante y debemos jugar mejor, antes del final de temporada, pero para todos».

«Vinicius ha demostrado su calidad y el jugador que es. Con 18 años es un jugador de futuro»

El que no estará ante los 'leones' ni hasta la próxima temporada será Álvaro Odriozola, que pasará por el quirófano este sábado, como reconoció Zidane, después de que el lateral se rompiese la clavícula durante un entrenamiento. El entrenador francés desveló que en el vestuario están «un poco jodidos» porque «es una lesión un poco mala». «Está mejor de ánimo y espero que salga todo bien y vuelva cuanto antes, pero será el próximo año», confesó. El que ya está de vuelta es Vinicius, que ha adelantado dos semanas su regreso a los terrenos de juego. «Estoy contento de verlo con nosotros pero hay que ir con él despacio después de dos meses de lesión», avisó el técnico del equipo blanco antes de aclarar que «no vamos a precipitar su vuelta». Sobre el brasileño señaló que «ha demostrado su calidad y el jugador que es. Con 18 años es un jugador de futuro».

El que seguro que estará bajo palos es Keylor Navas, ya que Courtois sigue lesionado. «Creo que ha tenido molestias y cuando las tiene hay que aceptarlo. Ya está mejor y creo que el lunes ya va a estar con el equipo entrenando». Lo que sí negó es que su portero sea el costarricense y que el club le imponga al belga. «Nada, la verdad es que no voy a entrar en esos comentarios. Lo que decido en su momento es ser claros y lo voy a ser. Luego verás lo que va a pasar».