La extremeña Guadalupe Porras hace historia en el Mallorca-Eibar

Guadalupe Porras en el partido disputado ayer en Son Moix. :: efe

La asistente pacense se convirtió ayer en la primera mujer en formar parte del equipo arbitral de un partido de Primera División

REDACCIÓNBADAJOZ.

Llegó el momento más esperado de la carrera de Guadalupe Porras y un momento clave para el arbitraje español. La pacense se convirtió ayer en la primera mujer en ejercer de asistente en un partido de fútbol de Primera División.

La fecha para el recuerdo, el 17 de agosto, el escenario, Son Moix, y la cita, el choque Mallorca-Eibar, que suponía el retorno del equipo balear a la máxima categoría. Guadalupe Porras formó equipo con Martínez Serrato, del colegio andaluz, y con el extremeño Hernández Melero como cuarto árbitro, todos a las órdenes del también andaluz Melero López. El partido terminó con triunfo del conjunto bermellón (2-1), que se adelantó con el tanto de Dani Rodríguez; empató Oliveira para los vascos y el propio defensor portugués deshizo las tablas marcándose en su propia portería.

Guadalupe Porras, de 32 años, toma el relevo de Marisa Villa, actual responsable de arbitraje femenino del CTA, que obtuvo la categoría de Primera División pero no llegó a debutar al no superar las pruebas físicas.

Empezó en el arbitraje a los 16 años y tras militar una única temporada en Tercera División logró ascender a Segunda División B, donde estuvo ocho temporadas. Luego ha permanecido dos años en Segunda hasta lograr el ascenso a LaLiga Santander. Es internacional desde 2014. La extremeña fue una de las asistentes de la final de la Copa de la Reina disputada el pasado 11 de mayo entre la Real Sociedad y el Atlético de Madrid, en el estadio de Los Cármenes de Granada. Hace dos temporadas se convirtió en la segunda mujer en la historia en asistir a un colegiado en la categoría de plata española, siendo la primera en hacerlo Judit Romano García, en 2014.