Octavos I Ida

El PSG apaga el efecto Solskjaer

Mbappé celebra su gol al United./Reuters
Mbappé celebra su gol al United. / Reuters

El equipo francés superó el ímpetu inicial del United y se hizo acreedor de la victoria desde su dominio del centro del campo

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

La calidad del PSG y su capacidad para manejar el partido desde el centro del campo dieron un frío baño de realidad a un Manchester United que vivía en la nube del efecto Solskjaer -diez victorias y un empate acumulaba el noruego desde su llegada al banquillo- y que se ha estrellado a las primeras de cambio en Europa, ante un rival en el que Di María y Mbappé fueron más que suficiente arsenal como para no recordar a los lesionados Neymar y Cavani.

El partido comenzó marcado por el ímpetu inicial de los 'Diablos Rojos', aupados por la velocidad de Lingard y Rashford y por el aliento de Old Trafford, que recibió con una sonora pitada a un Di María que no dejó un gran sabor de boca en su única temporada en Mánchester y que fue el primero en probar fortuna con un disparo con pierna zurda que se marchó desviado del arco defendido por De Gea. Minutos después, Rashford puso a prueba a Buffon con un disparo sorpresivo que el veterano italiano detuvo.

Con el paso del primer acto, el PSG comenzó a tomar las riendas del partido con una medular reforzada por Marquinhos, Alves, Draxler y especialmente Verratti como eje, lo que no evitó que sufriese ante una arrancada plena de potencia de Pogba desde el costado derecho y pegada a la línea de fondo que acabó en un centro del francés que atrapó un seguro Buffon y posteriormente en un centro medido de Young desde la derecha que Kimpebe desvió de cabeza para evitar el remate de Martial.

0 Manchester United

De Gea, Young, Bailly, Lindelöf, Shaw, Pogba, Herrera, Matic, Lingard (Alexis Sánchez, min. 45+4), Martial (Mata, min. 46) y Rashford (Lukaku, min. 84).

2 Paris Saint-Germain

Buffon, Kehrer, Thiago Silva, Kimpembe, Bernat, Marquinhos, Verratti (Paredes, min. 75), Draxler, Dani Alves, Di María (Dagba , min. 81) y Mbappé.

goles
0-1: min. 53, Kimpembe. 0-2: min. 60, Mbappé.
árbitro
Daniele Orsato (Italia). Expulsó por doble amarilla a Pogba. Amonestó a Kimpembe, Draxler, Young, Pogba, Bernat, Lindelöf, Dani Alves, Ander Herrera y Shaw.
incidencias
Partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en Old Trafford ante 70.000 espectadores. Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio en recuerdo del futbolista argentino Emiliano Sala y del exportero inglés Gordon Banks.

Sin embargo, la más clara para abrir el marcador la tuvo Mbappé, que tras un pase medido de Draxler remató fuera ante De Gea en una acción que en caso de gol hubiera supuesto la primera intervención del VAR en la historia de la Champions, puesto que el delantero francés recibió el pase en posición de fuera de juego. A partir de ahí, el partido entró en una fase de juego duro plagada de amarillas que bien pudo acabar con Young camino de los vestuarios después de una carga a Di María que hizo al 'Fideo' estrellarse contra la valla y que pudo ser merecedora de una cartulina que hubiera sido la segunda del lateral derecho inglés. Un remate de falta elevado de Dani Alves y el cambio del lesionado Lingard por Alexis Sánchez fue lo último de una primera mitad intensa pero huérfana del gol.

Tras el descanso, el PSG salió decidido a profundizar en su dominio del partido en el centro del campo, una actitud que le permitió primero avisar con un cabezazo de Mbappé que De Gea desvió a saque de esquina y posteriormente adelantarse en el marcador tras un centro medido de Di María desde la esquina para el remate de Kimpembe en el segundo palo. El gol descolocó por completo al equipo de Solskjaer, que evitó milagrosamente el segundo tanto galo después de un disparo de Alves que salió pegado al poste tras impactar en Pogba.

Sólo un chut ligeramente desviado de Ander Herrera trasladó algo de sensación de peligro a los de Thomas Tuchel, que asestaron un golpe mortal al United tras un pase medido de Di María, especialmente motivado ante la hostilidad de Old Trafford, para la definición precisa de Mbappé, que con un United roto comenzó a campar a sus anchas mediante su velocidad. El galo, que ya suma siete goles en nueve partidos de eliminatorias en Champions, perdonó el 0-3 en un mano a mano en el que De Gea salvó a su equipo, algo que volvió a hacer minutos después ante un buen disparo de Bernat con pierna zurda. Tras el arreón, el equipo galo dio por bueno el resultado ante un rival desarbolado, que acabó con diez hombres tras la segunda amarilla a Pogba y cuya reacción en la Premier no fue suficiente ante un PSG obsesionado por aprobar al fin la asignatura pendiente de la Champions.