Mourinho, el señor de las semifinales

Mourinho, el señor de las semifinales

El portugués se convirtió con la clasificación del Chelsea en el entrenador que más veces ha disputado las semifinales de la Liga de Campeones: ocho

MARCOS G. MERINO

El pase del Chelsea a la penúltima fase de la Liga de Campeones se ha convertido en un nuevo registro histórico que se añade a la lista de récords que posee el técnico portugués. José Mourinho se convirtió el martes en el entrenador que más veces ha metido a sus equipos en las semifinales de la máxima competición europea. Como si supiera lo que se jugaba, celebró el gol de Demba Ba con una locura autocontrolada que le permitió dar un último apunte a sus jugadores con el objetivo de mantener al conjunto inglés en el torneo como mínimo dos partidos más.

Con su equipo ya metido en el sorteo de este viernes, Mourinho se ha convertido en el entrenador con más semifinales de la Liga de Campeones disputadas superando de esta manera a Ferguson, que llegó a siete, y alejándose de Miguel Muñoz y Carlo Ancelotti, con seis. El portugués, además, atesora la proeza de haber pasado de cuartos siempre que los ha jugado y de convertirse en el primer técnico que ha llegado a esta ronda en cinco temporadas consecutivas: una con el Inter, tres con el Real Madrid, y la última del Chelsea.

Carreras por la banda

No era su primera gran noche como técnico, pero las carreras de Mourinho como manifestación suprema de alegría comenzaron en el año 2004, la temporada en la que convirtió al Oporto en el rey de Europa. Ante sí tenía al todopoderoso Manchester United y a Sir Alex Ferguson, rival y admirador del luso. En un escenario inigualable como es Old Trafford, Costinha logró en el minuto 93 el tanto que metía al entrenador en su primera semifinal de la Copa de Europa y la banda del Teatro de los Sueños fue testigo de su primera gran carrera.

Del Oporto llegó al que probablemente sea el equipo de su vida: el Chelsea. El conjunto londinese se ha metido en semis en seis de los últimos diez años, cuatro de ellas con el portugués como dueño del banquillo. En sus primeras cuatro temporadas lo logró en tres ocasiones y solo cayó antes en el año 2006, en octavos de final, ante el Barça de Frank Rikjaard. Esa misma campaña los azulgrana pusieron Europa a sus pies al levantar su segunda Champions en París.

Tras eso emigró al Inter de Milan, conjunto con el que logró el triplete y, por tanto, su segunda orejona. Ahí comenzó ese otro registro que completó con las tres semifinales que alcanzó con el Real Madrid, eliminado en todas, y con el Chelsea en su segunda época como entrenador blue. «Es una gran victoria pero ya he alcanzado muchas semifinales y el Chelsea también, así que no es nada extraordinario», afirmó de manera modesta José Mourinho al término de la eliminatoria ante el PSG, pero está un paso más cerca de lograr otra proeza que añadir a su extenso palmarés como entrenador.