LaLiga, multada por su app con micrófono

El presidente de LaLiga, Javier Tebas. /EFE
El presidente de LaLiga, Javier Tebas. / EFE

La Agencia de Protección de Datos sanciona con 250.000 euros al organismo por violación de transparencia en su tecnología antipiratería

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha impuesto una multa de 250.000 euros a LaLiga por la aplicación oficial a la que ha recurrido para luchar contra la piratería en los bares y que utiliza el micrófono de los móviles. La app para seguir en directo los resultados de los partidos permite grabar el entorno donde se encuentra el usuario, por lo que la AEPD considera que LaLiga está llevando a cabo una recopilación de datos personales y que el organismo que preside Javier Tebas debe avisar no sólo cuando se instala, sino también cada vez que activa la recogida de dichos datos. «Ni graba, ni almacena, ni escucha las conversaciones», se defiende el organismo que agrupa a los clubes profesionales, que considera «injusta» la sanción y anuncia que recurrirá la resolución ante los tribunales de justicia.

La AEPD estima que LaLiga ha cometido una violación del principio básico de transparencia al informar sobre el uso del micrófono en el momento de su activación. Al instalar la aplicación y dar conformidad, LaLiga tiene la posibilidad de activar remotamente el micrófono del móvil del usuario para que el sistema detecte por el sonido ambiente si se encuentra en un bar que retransmite fútbol sin pagar. «Esta tecnología no permite que LaLiga pueda conocer el contenido de ninguna conversación ni identificar a sus potenciales hablantes», subraya LaLiga al recordar uno de los argumentos favorables a su posición emitido por «un informe pericial independiente» respecto a una tecnología «que no permite que LaLiga pueda conocer el contenido de ninguna conversación ni identificar a sus potenciales hablantes».

La agencia ha dado un mes a LaLiga para corregir las deficiencias en la app, aunque la patronal de clubes dejará de utilizar dicha tecnología al término de la presente temporada (el próximo 30 de junio), «como estaba inicialmente previsto», según desveló este martes el organismo sancionado. «Toda esta tecnología se implementó para alcanzar un fin legítimo, que es cumplir con la obligación de LaLiga de velar por las condiciones de comercialización y explotación de los derechos audiovisuales», argumenta la institución de lidera Tebas.

LaLiga insiste en que tanto la tecnología que utiliza como la fórmula para obtener el consentimiento del usuario son comunes en el mercado de las apps y se ajustan a la ley. «El usuario tiene que otorgar expresa, proactivamente y en dos ocasiones su consentimiento, para lo cual es debida y detalladamente informado, por lo que no se puede atribuir a LaLiga falta de transparencia o información sobre esta funcionalidad», responde el organismo futbolístico, que acusa a la AEPD de «no haber realizado el esfuerzo necesario para entender cómo funciona la tecnología».