La hora de la verdad para el Santa Teresa

Las jugadoras del Santa Teresa celebran un gol esta temporada. :: hoy/
Las jugadoras del Santa Teresa celebran un gol esta temporada. :: hoy

El conjunto pacense se juega mañana en casa ante el Granada gran parte de sus aspiraciones de luchar por el ascenso a la Liga Iberdrola

MANUEL Gª GARRIDO BADAJOZ.

Llegó el momento clave. Es, sin duda, el partido del año en el grupo IV de Segunda Femenina. Granada y Santa Teresa han mantenido un disputado pulso durante la primera vuelta que puede quedar visto para sentencia o prorrogarse hasta el ocaso de la competición. Las nazaríes superan en la tabla a las pacenses por dos puntos.

En caso de triunfo visitante, una ventaja de cinco puntos sería casi insalvable para el conjunto de Juan Carlos Antúnez y se esfumarían las opciones de pugnar por el ascenso. Tan taxativo como realista, ya que las andaluzas únicamente han cedido cuatro puntos en dos empates en el primer tramo de la campaña, uno de ellos ante su rival de hoy, que además le anotó (Carla Gómez) uno de los dos goles que ha encajado. Solo los líderes de cada grupo reservan un billete con destino a la Liga Iberdrola que tendrán que validar en unos exigentes playoffs.

Antúnez ha reiterado en varias ocasiones que no es un duelo a todo o nada porque hay equipos como el Córdoba, Sporting de Huelva B, Cáceres, Málaga B o Pozoalbense que marcarán el devenir de la clasificación y ejercerán de jueces para determinar quién se adjudica el liderato de manera definitiva. El más regular y consistente en esos cruces tendrá mucho terreno ganado. Antúnez explica, además, que la segunda vuelta será traicionera y pese a que exista una ventaja para cualquiera de los dos equipos la relajación puede salir cara. «Esta fase es más dura, conozco esta categoría y hay equipos que a estas alturas juegan más sueltos, especialmente este año que no hay el riesgo del descenso. Además, la lucha por el cuarto puesto estará muy abierta».

Si existe un factor que marca la diferencia a favor de las pacenses es el fondo de armario. Futbolistas como Yael Oviedo, Andrea Ojeda, Laura o Lauri, columna vertebral del conjunto granadino, llegarán al periodo decisivo de la temporada con una carga física importante. «Han jugado con doce o trece jugadoras de media incluso con los equipos de la parte baja y nosotros, por ejemplo, en el último encuentro dejamos a siete titulares en el banquillo».

La participación de pilares como Estefa, Nayadet, Marta Parralejo o Belén se ha dosificado más. No en vano, las tres primeras fueron suplentes en el último encuentro de 2018 ante el Camões. Las rotaciones han sido una constante en las alineaciones del preparador pacense, que ha repartido protagonismo y minutos entre sus pesos pesados del vestuario y jóvenes como Raquel Ayuso, Irene Martínez, Alicia, Carmen Hernández o Andrea Tejeda. Una apuesta que no ha resentido el rendimiento de un equipo sólido cuyo peor racha fue encadenar dos tablas consecutivas ante Córdoba y Cáceres. «Es cierto que el Granada tiene más experiencia, pero nosotros contamos con más soluciones en el banquillo», advierte el técnico pacense.

Otra rémora para las andaluzas es la presión por un ascenso que lleva varias temporadas resistiéndose. En cambio, las pacenses llegan al encuentro con el objetivo de certificar cuanto antes el pase a la Primera B para luego fijarse otras metas, un planteamiento que libera de ansiedad a las futbolistas.

Ayano Dozono, lista para jugar

A una segunda unidad casi armonizada completamente con la primera se le une el refuerzo de la japonesa Ayano Dozono, que se ha incorporado a los entrenamientos y que aportará frescura y experiencia al centro del campo. «Seguramente jugará, aunque no dará todavía el 100% porque en los seis entrenamientos en los que ha participado no ha podido coger todos los automatismos. Nos viene muy bien porque es la posición donde teníamos más déficit de nivel competitivo». El Santa Teresa afronta el duelo sin bajas y Antúnez destaca que todo el plantel está a un nivel de forma muy alto y enchufado.

Se espera una mañana fría en la que el calor deberá llegar desde la grada. Durante la semana el club pacense ha puesto a disposición de los aficionados entradas gratis para presenciar el encuentro y se espera una buena entrada mañana en el Vivero (12.00 horas).