El Extremadura impone su calidad

El Extremadura impone su calidad
ARNELAS

El Badajoz ofrece buenas sensaciones pero acusa su falta de gol

JAVI PÉREZBadajoz

Nono desactivó el derbi de la cordialidad con dos golpes de su magia. Primero con una asitencia-regalo sobre Zarfino y después poniendo rúbrica a un golazo al filo del descanso. El Badajoz lo intentó hasta el final con un acoso sin derribo sobre la portería de Casto, pero acusó su falta de pegada.

Antes de que el balón echase a rodar y a medida que se iba acomodando la gente, caras de asombro entre los aficionados en el inevitable vistazo general para ver cómo está quedando el Nuevo Vivero. Ya se puede apreciar el aspecto que tendrá el cambio de butacas con el difuminado de negro, blanco y dos tonalidades de grises en gran parte del Fondo Norte.

El Badajoz ofreció buenas sensaciones y hechuras de aspirante. Muy serio, concentrado, juntando líneas y queriendo salir rápido por bandas. El Extremadura demostró su categoría y la mayor calidad de sus jugadores. El pacense Ale Díez y Pastrana se entendían bien y hacían poner todos los sentidos a Candelas por el flanco derecho azulgrana. Kike Márquez aparecía entre líneas teniendo siempre en alerta a la defensa blanquinegra. Lomotey fue el motor que hacía carburar la maquinaria azulgrana asociándose con el pacense Nono en sus peligrosas subidas por el carril zurdo. Así llegaría el primer gol del encuentro.

Lomotey impulsó a Nono y el pacense apuró como una flecha hasta la línea de fondo para dar el pase de la muerte a Zarfino, quien desde atrás batía a placer a Kike Royo. El Badajoz, por su parte, trataba de quitarle el control a su rival. Sergi Maestre en su situación de pivote entre la defensa y el medio canalizaba el juego y movía a su equipo sacándose un buen repertorio de pases. Atrás, la retaguardia blanquinegra salía con los mismos cromos que la pasada campaña con la novedad del mariscal Pablo Vázquez junto a César Morgado y manteniendo a Toni Abad y Candelas en los laterales. El guion difería poco con las aceleraciones de Abad por la derecha que propició su mejor ocasión en un disparo desviado de Héber Pena. Por la otra banda Candelas le hacía réplica originando una internada que acabó con un centro que se paseó por delante de la meta del extremeño Casto sin encontrar rematador. Jairo Morillas esstuvo desasistido y apenas pudo entrar en juego.

Destacable la movilidad de Héber y Carlos Portero, la seguridad de Caballero y la creatividad de Álex Corredera. A buen seguro que el Nuevo Vivero disfrutará con la conexión La Masía que forman Maestre y Corredera.

El Extremadura rompía el partido en una genialidad de Nono al filo del descanso. El pacense agarró el balón y buscó la frontal sorteando la entrada de los zagueros del Badajoz que le salían al paso hasta que encontró el hueco y encañonó su pierna desde la media luna para batir a Kike Royo en un golazo de bella factura.

Badajoz 0-Extremadura 2

CD Badajoz: Kike Royo; Toni Abad (Fobi, min. 60), Pablo Vázquez (Iván Casado, min. 60) (Barquero, min. 71), César Morgado, Candelas; Carlos Portero (Golo, min.70), Sergi Maestre, Caballero (Traoré, min. 78), Héber Pena (Adilson, min. 60); Álex Corredera; y Jairo Morillas (Dani Segovia, min. 60).

Extremadura UD: Casto; Ale Díez, Pardo, Josema, Bastos; Nono (Carlos Valverde, min. 60), Zarfino (David Rocha, min. 60), Lomotey (Cristian, min. 60), Pastrana; Kike Márquez (Airam Cabrera, min. 58) y Willy (Nicolas, min. 60).

Goles: 0-1: Zarfino, min. 20. 0-2: Nono, min. 45.

Árbitro: Manu García. Amonmestó al azulgrana Kike Márquez (52).

Incidencias: Unos 4.000 espectadores en el Nuevo Vivero. Joaquín Parra y Manuel Franganillo en el palco acompañados por los concejales Juancho Pérez e Ignacio Gragera. El Badajoz jugó con su nueva camiseta blanquinegra y con sus dorsales personalizados y el Extremadura con su tercera equipación negra. Francis Ferrón presenció el partido en la grada a la espera de una salida del Badajoz junto a otros jugadores pacenses y azulgranas no convocados.

Nafti y Manuel se habían tomado muy en serio este test y prueba de ello es que no movieron el banquillo con el típico carrusel de cambios tras el descanso. Saltaron los mismos onces. El Extremadura siguió a lo suyo con Nono metiendo revoluciones por la izquierda. El pacense colgó un balón que César Morgado impidió que rematara bien colocado Willy en boca de gol.

A media hora del final ambos técnicos movieron sus fichas con cinco cambios de golpe. Poco después Nafti daría la alternativa al canterano Golo y la nota negativa fue la lesión de Iván Casado que se tuvo que retirar apenas once minutos después de entrar cediendo su lugar a otra joya del filial como Barquero.

El Badajoz no se daba por vencido y lo seguía intentando con el desparpajo de Golo y una falta

espectacularmente ejecutada por César Morgado que estrelló en la misma cruceta. Antes, Kike Royo había sacado con el pie un potente disparo de Valverde. Casto evitaría el tanto pacense en una potente arrancada de Adilson que recibía un sensacional pase de Traoré para encontrarse con el meta extermeño en un mano a mano que sacó providencial. El final fue un carrusel de ocasiones pacenses con Casto de salvador. El portero de Pueblonuevo volvería a salvar a su equipo en otra falta lanzada con mucha precisión por Álex Corredera y seguidamente en un disparo del mediocentro catalán desde dentro del área.

Con esta oportunidad se acabaría un encuentro vistoso y entretenido en el que el Extremadura impuso se categoría y al Badajoz le faltó definición.