Raymond Farrugia

«Ha pasado mucho del 12-1; cuando se jugó tenía mucho pelo y ahora soy calvo»

«Ha pasado mucho del 12-1; cuando se jugó tenía mucho pelo y ahora soy calvo»

El técnico maltés, presente en el 12-1 como jugador, evita polémicas del pasado y avisa de lo que le espera a su equipo: «Ante España solo nos queda defender y defender»

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENLa Valeta

Raymond Farrugia vivió seguramente ante Islas Feroe el día más feliz de su vida como técnico de la selección maltesa, cargo al que accedió hace casi un año (mayo de 2018) después de estar una etapa en la sub'21. El sufrido 2-1 ante los escandinavos supuso volver a saborear la sensación de victoria en partido oficial, olvidada desde un 2-1 ante Hungría en octubre de 2006. «Venimos de ganar un partido a las Islas Feroe, el primer oficial tras mucho tiempo, pero eso es pasado. No tendrá nada que ver el partido. Es un gran día para nuestros aficionados y trataremos que se diviertan, Tenemos la baja importante de Andrea Gius. Son dos partidos el tres días, pero tendremos piernas frescas con un par de cambios. He visto tres veces el España-Noruega. Sólo puedo decir que España es muy fuerte. Es uno de los mejores equipos del mundo, si no el mejor».

Ahora llega la visita de España, el país que le dejó una herida que costó cicatrizar. «Soy un admirador del fútbol español. Nos vamos a enfrentar a una de las mejores selecciones en del mundo. Admiro a Guardiola, a Luis Enrique a Del Bosque. España es casi la mejor si no la mejor. Sólo nos queda y defender y defender. Nosotros jugamos cada partido. Son muy jóvenes no saben mucho de aquello», explicó.

«En mi forma de ver la vida la vendetta no existe. Aquello es pasado. Claro que fue un mal días, pero esto es fútbol»

Y es que Farrugia, que por entonces jugaba en Australia con el Melita Eagles, participó durante 72 minutos en el recordado duelo del Benito Villamarín de hace casi 36 años. Se fue por lesión con 9-1, cuando España estaba a tres goles de una gesta recordada para siempre en nuestro país. y que para él «es el peor recuerdo de su carrera deportiva. «En mi forma de ver la vida la vendetta no existe. Aquello es pasado. Claro que fue un mal día, pero esto es fútbol», dice sin ambages al rememorar su cuarto y último partido internacional. Farrugia eludió polémicas como aquellas acusaciones de algunos d sus compañeros sobre limones 'envenenados' por parte de unos españoles que iban dopados. «Yo no sé nada de eso. Acabó el partido y me marché a Australia con una lesión importante. No sé nada de eso. Me fui y no volví hasta 1990. Era un vuelo de Malta a Australia con cuatro escalas y tuve que hacer el viaje con una lesión importante».

Admirador de lo español

Un 12-1 inolvidable logrado gracias a los cuatro tantos de Carlos Alonso Santillana y 'Poli' Rincón, un doblete de Antonio Maceda - que se había anotado en propia puerta el empate maltés en la primera mitad- otro de Sarabia antes del decisivo 12-1 de Juan Señor, que había marrado un penalti al inicio del duelo. «Hace mucho año de aquello. Hay que vivir el presente. Ahora tenemos buenos jugadores. Cuando se jugó aquel partido tenía mucho pelo, ahora soy calvo. No me acuerdo del nombre de los jugadores españoles. Honestamente (dijo en castellano)», antes de confesar su admiración por España. «Me encanta España, ojalá hubiera aprendido su lengua».