Hoy

Grupo E | Italia

Eternos favoritos

vídeo

La selección de Italia. / Afp

  • A Italia se le presupone la competitividad, la intensidad defensiva y el oportunismo para mandar al rival a la lona sean cuales sean las circunstancias.

No hay duda. Italia siempre será favorita por decreto en cualquier torneo internacional. No importa la generación de jugadores que vistan la 'azzurra', no importa la posición que ocupe en el ranking FIFA (15ª en el del 7 abril) ni importa quién sea el seleccionador. A Italia se le presupone la competitividad, la intensidad defensiva y el oportunismo para mandar al rival a la lona sean cuales sean las circunstancias.

Los transalpinos llegarán a Francia en medio de un proceso de renovación. La Eurocopa será el primer gran torneo de Antonio Conte al frente de una selección que viene de caer en primera ronda en el Mundial de Brasil, pero que en territorio europeo debe defender su papel de subcampeón. El 4-0 del Olímpico de Kiev en 2012 todavía escuece en las filas de la tetracampeona del mundo, por lo que a buen seguro Italia buscará 'vendetta' en tierras galas.

Del equipo de hace cuatro años se intuye que algunos jugadores desaparecerán de la lista de Conte. Antonio Cassano, que fue de la partida en la final de Ucrania, es uno de ellos. Entre los 23 seleccionados caben las dudas de si estará el díscolo Mario Balotelli, que parece haber remontado tímidamente el vuelo en su nueva andadura en el Milan. Tampoco está claro si el mito Andrea Pirlo volverá a comandar el centro del campo de la selección tras su retirada del fútbol europeo y su paso al New York City, aunque el ex de la Juventus ha ganado opciones tras las lesiones de Verratti y Marchisio, que se perderán la Euocopa. Quien sí estará en la lista salvo catástrofe será el eterno Gianluigi Buffon, quien con 38 años volverá a defender los palos italianos en el que puede ser su último gran torneo internacional.

Las piezas de Conte encajarán previsiblemente en un 3-4-3, con el que el equipo juega resguardado por las bandas gracias a las ayudas de los interiores y disfruta de más posesión de balón merced a un centro del campo muy poblado. En ataque los transalpinos sorprenden con la velocidad de jugadores como Insigne o Zaza.

Italia quedó encuadrada en el sorteo con Irlanda, Bélgica y Suecia, un grupo complicado para el cuadro de Conte, que tendrá superar al menos a De Bruyne o Ibrahimovic para plantarse en octavos de final. Muy pocos se atreven, sin embargo, a pregonar que Italia no es favorita para ganar el torneo.