Giaccherini tumba a Bélgica

Giaccherini salta por encima de Hazard. /
Giaccherini salta por encima de Hazard.

El equipo de Wilmots sucumbe ante un rival con más oficio

IGNACIO TYLKOMadrid

Marc Wilmots, inexperto seleccionador pero una leyenda como futbolista belga, presente en cuatro Mundiales y con una carrera internacional sin tacha, ha encontrado en alguna supuesta falta de respeto de los italianos la percha perfecta de la que colgar las arengas a sus jugadores para el gran choque de este lunes en Lyon, correspondiente a la primera jornada en el grupo D de la Eurocopa, considerado el de la 'muerte' y compartido con Suecia e Irlanda.

más información

Una fuerte corriente de indignación recorrió la concentración de Bélgica, calificada de forma unánime por la crítica la posible revelación del torneo, al conocer unas recientes manifestaciones del delantero italiano Lorenzo Insigne. «Seguro que jugamos al ataque porque ellos no son demasiado sólidos en defensa», se le ocurrió afirmar al ariete del Nápoles.

Wilmots, un buen motivador de grupos, replicó enseguida y apeló al orgullo de los jóvenes, pero talentosos, jugadores belgas. «Es bueno si Italia se refiere a nuestra defensa como un punto débil. Hablaré con mis futbolistas, les enseñaré el artículo y lo colgaré en el vestuario. Seguro que así salimos más motivados aún», espetó en conferencia de prensa. «Creo que es siempre positivo cuando alguien dice algo así, porque a menudo es una motivación extra para un futbolista. El juicio de Insigne es peligroso», advirtió el belga Dries Mertens, compañero del italiano en el Nápoles.

Sin embargo, es una realidad que desde la propia Bélgica arrecian las críticas al propio Wilmots por las dificultades que sufre su combinado en la estructura defensiva, muy afectada por la baja de Vincent Kompany. «No me importa lo que digan de mí los medios de comunicación», zanjó el seleccionador belga, sin permitir que se hicieran más preguntas relativas a este asunto.

En los tres últimos amistosos ante equipos tan inferiores como Islandia, Finlandia y Noruega, Bélgica ha encajado cuatro goles. No encuentra una apuesta fiable para el lateral derecho, posición en la que ya han actuado sin éxito Witsel, Toby Alderweireld y Denayer. Laurent Ciman, futbolista de medio pelo que milita en el Montreal Impact, podría incluso ser la alternativa ante Italia.

El duelo se las trae. Los belgas llegan avalados por su número 2 en el ranking mundial, sólo superados por Argentina, mientras que Italia, duodécima en esta clasificación, es un histórico con cuatro títulos mundiales y que en la anterior Eurocopa fue subcampeona. La 'Azurra' arrastra una deuda pendiente con el torneo continental, ya que sólo se coronó en el lejano 1968.

Justo ahora que los clubes transalpinos han perdido competitividad, Antonio Conte y sus hombres se han propuesto demostrar al mundo que continúan siendo una gran nación en este deporte. «Lo que se diga alrededor de nosotros no nos tiene que importar. Debemos pensar en trabajar, en progresar y en mantener la concentración», afirmó un técnico que dejará la 'Nazionale' tras este certamen, rumbo al Chelsea.

Las bajas en el medio de Marchisio y Verratti, las dudas en ataque y unos amistosos con victorias a medio gas ante adversarios no clasificados como Escocia (1-0) y Finlandia (2-0), invitan a la cautela en los italianos, que aún no han digerido su fracaso al caer en la primera fase del Mundial de Brasil. Les dirigía Cesare Prandelli, más valiente en su filosofía que Conte.

Le fue mucho mejor en esa Copa del Mundo a los belgas, cuartofinalistas y ya con una generación magnífica. Figuras Eden Hazard, después de una floja temporada, y Kevin de Bruyne, aceptan el reto de batir al viejo Gianluigi Buffon. Se perfila como suplente el extremo del Atlético Yannick Carrasco a pesar de su gran temporada y de su gol en la final de la Champions de Milán que no evitó la undécima coronación del Real Madrid.

Bélgica no acudía a una Eurocopa desde la edición que coorganizó con Holanda en el año 2000 y entonces fracasó en la fase de grupos. Llegó a la final en Italia'80, pero allí perdió ante Alemania Federal (2-1). Los precedentes con los italianos en grandes citas favorecen a los 'azzurri', que se impusieron 4-1 en la primera fase del Mundial'54 y en la de la Eurocopa 2000 (2-0). Los 'Diablos Rojos' sólo resistieron en 1980, con un empate sin goles también en la fase inicial.

Alineaciones probables:

Bélgica: Courtois, Ciman, Alderweireld, Vermaelen, Vertonghen, Witsel, Nainggolan, Mertens, De Bruyne, Hazard y Lukaku.

Italia: Buffon, Barzagli, Bonucci, Chiellini, Darmian, Giaccherini, De Rossi, Candreva, Parolo, Eder y Pellé.

Árbitro: Mark Clattenburg (Inglaterra).

Estadio: Parc Olympique Lyonnais.

Hora: 21:00 h.