DIVISIÓN DE HONOR

El Diocesano busca fortuna ante uno de los equipos juveniles más fuertes de Europa

JUAN CARLOS RAMOS

La División de Honor Juvenil inicia el segundo tercio de competición y lo hace con los tres equipos extremeños con objetivos comunes: escapar de los puestos de descenso. El Extremadura respira con tres puntos de ventaja sobre la zona maldita y un partido suspendido en casa ante el Adarve, que reanudará el 15 de noviembre desde el minuto 20 con el marcador de 1-0. Más complicada es la situación de Almendralejo y Diocesano, ambos inmersos en esa zona de descenso.

El Diocesano será el encargado de abrir la undécima jornada de liga para los representantes extremeños. Y será el que tenga la papeleta más complicada. Tiene que rendir visita a uno de los equipos juveniles más fuertes de toda Europa, el Atlético de Madrid (16.00 horas).

El equipo colchonero está exhibiendo una solidez tremenda tanto en liga como en la UEFA Youth League. En el torneo doméstico, suma diez de diez y solo ha encajado tres goles. En la Champions juvenil, lidera su grupo tras pasar por encima de Mónaco y Borussia Dortmund, el pasado martes por 4-0.

El Diocesano, que no gana desde hace dos meses, recupera para esta cita a Jesús Clemente, pero tiene la baja de Marcos. Ismael, central procedente del Extremadura UD, podría hacer su debut.

El domingo, a las 12.00, juega el Almendralejo, que recibe como colista al Unión Adarve. Será un partido de seis puntos, ya que el equipo madrileño es el que delimita la zona de permanencia. Entre ambos hay seis puntos, que podrían quedar en tres o bien dispararse a nueve. Rubí será baja por sanción.

Y a las 16.00 del domingo se cierra la jornada con el Aravaca-Extremadura, dos de los equipos que mejor lo están haciendo a pesar de tratarse de recién ascendidos. Hay máximo respeto en las filas del equipo azulgrana ante un Aravaca que ya fue capaz de hacer morder el polvo al Real Madrid hace dos jornadas (2-1).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos