Fin al sueño copero con mucho orgullo

Fin al sueño copero con mucho orgullo

El Villanovense planta cara al Sevilla en el Pizjuán y se despide con la cabeza alta por un solitario gol de André Silva

OPTA

Un solitario gol de André Silva en el rechace de un penalti parado en primera instancia por Isma Gil eliminó al Villanovense de la Copa en una eliminatoria espectacular en la que los de Julio Cobos soñaron con la gesta de eliminar al Sevilla hasta el último minuto.

Los sevillistas tuvieron una clara oportunidad en el 15 cuando en una contra guiada por Promes finalizaba con un remate de André Silva en el segundo palo que iba a desviar in extremis Isma Gil. Acto seguido, Nolito probó fortuna desde fuera del área y de nuevo despejaba Isma Gil. El Sevilla seguía mandando, pero sin crear claras ocasiones de peligro ante un Villanovense muy bien plantado. En el 26 una falta lejana a favor de los sevillistas se iba a estrellar en el palo izquierdo de la meta serona, quien nada pudo hacer ante el misil del delantero cafetero, pero, para su suerte, el disparo no se colaba por centímetros.

Los extremeños despertaron y tras un fallo de Promes a punto estuvieron de plantarse en un mano a mano, pero el pase de Raíllo a Leandro no fue del todo bueno y Gnagnon apagaba el fuego para los de Pablo Machín. El Sevilla seguía intentando superar la buena defensa plantada por Julio Cobos y en una acción espectacular de Promes por banda, su disparo se marcharía a córner tras tocar en la zaga visitante. Amadou lo remató libre de marca, pero su cabezazo lo detuvo Isma Gil en la línea, salvando de nuevo al villano. Los serones merodeaban el área de Juan Soriano, pero no conseguían probar al cancerbero sevillista, mientras que los de Machín sí que llegaban con peligro. El Villanovense sufrió menos de lo debido en el primer tiempo ante una unidad 'B' del Sevilla que no termina de carburar.

1 Sevilla

Juan Soriano; Mercado, Amadou, Gnagnon; Promes, Franco Vázquez (Banega, m.77), Roque Mesa, Nolito, Arana; Muriel (Sarabia, m.86), André Silva (Ben Yedder, m.66).

0 Villanovense

Isma Gil; Sergio Domínguez, Javi Sánchez, Esteban Muñoz, Álex Romero; Leandro (Pedro Montero, m.64), Borja García, Pajuelo, Poley (Carrasco, m.71), Xiscu (Juanjo, m.84); y Raillo.

goles
1-0, M.48: André Silva.
árbitro
David Medié Jiménez (Comité Catalán). Amonestó al visitante Sergio Domínguez (m.34).
incidencias
Partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante 19.908 espectadores, entre ellos algo más de un millar de aficionados pacenses.

Salió el Sevilla a por todas en la segunda parte y cuando aún no se había cumplido el minuto de juego Nolito tuvo una clara ocasión que salió lamiendo la cepa del poste serón. Un minuto más tarde Muriel ganaba en velocidad a la zaga extremeña e Isma Gil le derribaba dentro del área. El colegiado señalaba un penalti que André Silva erró en primera instancia pero en el rechace no perdonó para hacer el 1-0. El conjunto extremeño no tiró la toalla y Raíllo probaba a Juan Soriano desde fuera del área. Minutos más tarde, una contra bien enlazada del Villanovense iba a acabar en las botas de Raíllo tras un mal despeje de Arana, pero su disparo se iba a marchar muy lejos de la portería sevillista.

En el 61 el Sevilla despertó de su letargo tras el gol y Muriel sacó un buen disparo desde la frontal que, de nuevo, Isma Gil evitó cuando el Sánchez-Pizjuán ya cantaba gol. Julio Cobos dio entrada a Pedro en lugar de Leandro y Machín apostó por Ben Yedder en lugar del goleador André Silva, y en la primera pelota que tocó el francés cerca estuvo de hacer el segundo, pero de nuevo Isma Gil salvaba a los suyos en el mano a mano. De nuevo Muriel se plantaba solo ante Isma Gil, pero otra vez se iba a encontrar al cancerbero madrileño, que se erigía una vez más como el héroe de los suyos. La salida de Banega le dio al Sevilla más control de balón y de las botas del argentino llegaría una nueva oportunidad, aunque su disparo salía pegado al poste. El Villanovense no tiraba la toalla y forzaría dos córners en los últimos minutos que acabaron en nada, pero en una de esas contras muy cerca estuvo Nolito de poner la puntilla tras un gran centro de Sarabia.

El sanluqueño, muy forzado, falló ante Isma Gil. Los serones tuvieron la suya en el 90 con una doble ocasión tras un córner que blocó Juan Soriano en dos tiempos. El Villanovense murió con las botas puestas y tuvo en el 92 un disparo lejano de Javi Sánchez que blocó la defensa sevillista. Pero no hubo tiempo para más y los de Cobos se ahogaron en la orilla tras una más que digna eliminatoria ante un equipo europeo como el Sevilla.

«Hemos notado el miedo del Sevilla»

Julio Cobos se mostró muy contento a pesar del resultado. «Nos vamos satisfechos. Hemos planteado un partido defensivo para llegar con opciones al final y así ha sido». Sobre el crecimiento desde su llegada al banquillo, se mostró optimista. «Es el segundo partido que perdemos y el equipo va más. Ante un gran equipo hemos competido. Las categorías están por algo, pero salimos reforzados por poner en problemas al Sevilla. Han puesto lo mejor que tenían y aun así les ha costado». Cobos también agradecía a su afición el apoyo. «Han estado geniales. Cuando fallan las piernas, sentirnos respaldados nos da ese plus». Y reconocía que mantuvo el sueño hasta el final. «En los últimos minutos hemos tenido jugadas a balón parado y hemos notado el miedo del Sevilla porque un gol les dejaba fuera», concluyó.

Colorido verde en el Pizjuán

:: ESTRELLA DOMEQUe

Con la ilusión por bandera, al igual que su equipo, la afición del Villanovense acudió en masa al estadio Ramón Sánchez Pizjuán. De nuevo una cita histórica en una eliminatoria que llegaba abierta a Sevilla gracias al 0-0 de la ida en Villanueva.

Ya desde la llegada al campo del autobús del equipo la afición llevó en volandas a los jugadores serones. Una vez dentro del Sánchez Pizjuán, la inferioridad numérica hizo que los cánticos serones no se sintieran tanto en comparación con la ruidosa y animada grada sevillista. Aunque eso sí, consiguieron dar un colorido verde al estadio hispalense que no registró una gran entrada.

Aunque el gol en contra cayó como un jarro de agua fría y el silencio se apoderó de la hasta entonces animada grada visitante. Eso sí, el último aliento lo reservó la afición para despedir a su equipo que dio la cara ante el pentacampeón de la Europa League.

 

Fotos

Vídeos