El Badajoz despega en Cáceres

El CD Badajoz posa sobre el césped del Príncipe Felipe con el trofeo del Ciudad de Cáceres. :: /ARMANDO MÉNDEZ
El CD Badajoz posa sobre el césped del Príncipe Felipe con el trofeo del Ciudad de Cáceres. :: / ARMANDO MÉNDEZ

El equipo de Nafti, que aún debe pulir errores en el juego combinativo, derrotó a un contestatario Cacereño para llevarse el trofeo local

J. CEPEDA

Casi en penumbra, tan solo con la iluminación residual que confería el ocaso de la última tarde noche de julio cacereña, el Badajoz recogía este miércoles bajo la techumbre del Príncipe Felipe y de manos de las autoridades locales el XXXIII Trofeo Ciudad de Cáceres tras haber derrotado previamente al Cacereño por cero goles a dos.

Más información

Tanto el actual decano del fútbol extremeño como el heredero legítimo de quien lo fuese hasta el año 2012 brindaron a los más de 800 espectadores presentes en el coliseo verde un entretenido espectáculo futbolístico que sirvió a los de la capital pacense para ver puerta por primera vez esta pretemporada, estrenando así el casillero de victorias en la preparación.

Aunque los goles anotados por Dani Segovia y Adilson en la segunda mitad hicieron justicia en el montante global del envite, lo cierto es que el Cacereño no fue, ni mucho menos, un convidado de piedra en su propia casa. Hasta tal punto fue así que los de Julio Cobos lograron competir de tú a tú en una primera parte marcada por la igualdad entre ambas escuadras.

0 CACEREÑO

Bernabé, Carlao, Alberto Delgado, Teto, Gustavo, Murci, Marcos Torres, Collantes, Rubén Sánchez, Chechu y Rodri. También jugaron: Neto, Rentero, Javito, Andújar y Carlos Daniel.

2 BADAJOZ

Kike Royo, Toni Abad, Candelas, Iván Casado, César Morgado, Caballero, Corredera, Dani Segovia, Pena, Carlos Portero y Traoré. También jugaron: Pablo Vázquez, Maestre, Julio García, Barquero, Fobi, Adilson, Jairo y Golo.

GOLES
0-1: Dani Segovia, min. 57. 0-2: Adilson, min. 67.
ÁRBITRO
Izquierdo Valle. Sin amonestados.
INCIDENCIAS
Más de 800 espectadores en el XXXIII Trofeo Ciudad de Cáceres, con presencia de aficionados visitantes

Fue el equipo verde el que en primera instancia quiso agradar a su parroquia al poner un punto más de intensidad que los visitantes, estos últimos un tanto especuladores en los campases iniciales. No obstante, los primeros acercamientos del Cacereño por la banda derecha resultaron infructuosos. Ya en el minuto 13 el Badajoz comenzó a poner sus galones sobre el césped gracias a una acción en la que Carlos Portero pudo haber hecho el primero de la tarde si no hubiese sido por la intervención de un Bernabé que salió airoso en el mano a mano.

Una vez asentados ambos equipos, el Badajoz cogió el bastón de mando. Dani Segovia gozó de una buena oportunidad dentro del área cacereña, aunque su disparo con pierna izquierda fue neutralizado por el meta local. Por parte del Cacereño era Teto quien ofrecía sensación de cierto peligro en un equipo que quiso aprovechar la endeblez de Traoré en la creación. El centrocampista del cuadro blanquinegro protagonizó varias pérdidas de balón que a punto estuvieron de costarle caro a su equipo.

Tras la pausa para la hidratación llegaron los minutos más frenéticos con un carrusel de ocasiones. Una de las más claras la tuvo Toni Abad por los visitantes. El jugador pacense realizó en el minuto 37 una incursión de fuera a dentro para plantarse en la frontal, aunque su lanzamiento fue directo al muñeco. Apenas un minuto después, Teto volvía a aparecer en la línea atacante del Cacereño para enviar un malintencionado balón al palo largo de Kike Royo, aunque el esférico salió desviado por solo un puñado de centímetros.

Bajón físico local

Ya en la segunda mitad, con un once prácticamente renovado, el Badajoz aprovechó el bajó físico de un Cacereño que no pudo mantener la intensidad evidenciada en los primeros 45 minutos, pese a la entrada de nuevos jugadores como Javito, quien hizo su debut. Tras una buena jugada combinativa del Badajoz abanderada por Fobi, quien llegó hasta la línea de fondo para dar el pase de la muerte, fue Dani Segovia quien abrió el marcador en boca de gol. Era el minuto 57.

Apenas 10 minutos después el Badajoz dejó ya sin opciones al Cacereño cuando Adilson, una de las auténticas sensaciones en el equipo pacense, firmó una espectacular jugada individual para plantarse solo ante un Bernabé que nada pudo hacer ante la buena definición. Una acción que provocó los aplausos no solo de los seguidores pacenses presentes en Cáceres, sino también de la entendida afición local.

Aunque ambos conjuntos gozaron posteriormente de otras oportunidades, tanto para aumentar la distancia como para reducirla, el electrónico permaneció inalterado en unos minutos que sirvieron a ambos entrenadores para hacer probaturas.