Grupo C

Formiga, la cuarentona 'romperécords' sigue siendo la locomotora de Brasil

Formiga, tras ver la amarilla ante Jamaica. /Reuters
Formiga, tras ver la amarilla ante Jamaica. / Reuters

La brasileña Miraildes Maciel Mota disputa su séptimo Mundial a los 41 años

COLPISA/AFP

«Sus datos son los de una atleta de 22 o 25 años», declaró el médico de la Seleçao Nemi Sabeh Júnior sobre un fenómeno de la naturaleza como Formiga, de 41 años. La brasileña es la auténtica 'romperécords' del fútbol mundial, que en Francia-2019 juega su séptimo Mundial. Y como titular.

El pasado domingo, tras casi una hora de juego en el estadio de Los Alpes de Grenoble (con 2-0 a favor), una de las rapidísimas interiores jamaicanas inició una carrera y Formiga se fue al suelo para quitarle de forma limpia el balón. La árbitra alemana Riem Hussein le mostró una amarilla y Formiga explotó. En las repeticiones se pudo comprobar que fue una recuperción de balón de libro, tras un esfuerzo físico y coordinado excepcional para alguien que supera las cuatro décadas.

Mantener viva esta llama es lo que ha permitido a esta centrocampista coleccionar todo tipo de récords de longevidad al máximo nivel desde que debutara hace 24 años, con 17, en la Seleçao absoluta. «Mi viaje hasta aquí no ha sido fácil. Especialmente cuando estaba empezando, con mis hermanos en casa. Ellos no querían que yo jugara. Nadie quería ver jugar a las mujeres, esa es la verdad», señaló Miraildes Maciel Mota 'Formiga', que creció en Salvador de Bahía, esta semana acerca de la evolución del fútbol femenino en las tres últimas décadas.

Salvo en el primero, en Estados Unidos-1991, Formiga siempre ha disputado el Mundial. En Francia-2019 cumple siete ediciones, convirtiéndose en la primera futbolista, en categoría femenina y masculina, en alcanzar esta cifra. También es la más veterana en disputar la competición, superando a la estadounidense Christie Rampone, que jugó en Canadá-2015 con 40 años.

Además ha participado en las seis ediciones de los Juegos, todas desde la entrada en liza en el programa olímpico del fútbol femenino en Atlanta-1996. Su mayor logro fue la medalla de plata en Atenas-2004.

«Es uno de los mayores ejemplos que tenemos en el mundo, no es de este planeta. Con 41 años acaba de renovar con el PSG. Es una gran referencia y no podía quedar fuera del proyecto», señaló el seleccionador brasileño Oswaldo Álvarez 'Vadao' cuando ofreció la lista para Francia-2019. El técnico tiene claro que la manija del juego brasileño es cosa de Formiga.