Último esfuerzo para la permanencia

Chol, a punto de machacar el aro rival en el encuentro frente al Leyma Coruña. :: L. CORDERO/
Chol, a punto de machacar el aro rival en el encuentro frente al Leyma Coruña. :: L. CORDERO

El Cáceres, acompañado por su afición, visitará hoy al Canoe en Madrid dependiendo de sí mismo para salvar la categoría en esta jornada final de LEB Oro

J. CEPEDA CÁCERES.

La madre de todas las batallas. Esto mismo es lo que tendrá que afrontar hoy el Cáceres en Madrid cuando a las 21.00 horas visite a un Canoe ya salvado. Tras una temporada con tramos verdaderamente aciagos y un final de liga en el que ha logrado sacar la cabeza de los puestos de la quema, el equipo verdinegro llega a esta última jornada dependiendo de sí mismo para permanecer en la categoría. Los extremeños no intentarán lograr la gesta en solitario, pues un nutrido grupo de aficionados visitantes se desplazarán para acompañar al equipo. A los 160 fieles que viajarán con entrada desde la capital cacereña se unirán aquellos que decidan retirar su pase en taquilla justo antes del encuentro.

No hay que malgastar papel ni lápiz para aprenderse las cábalas que darían la permanencia al equipo dirigido por Roberto Blanco, ya que las cuentas son sencillas. El Cáceres salvará la categoría en LEB Oro si vence esta noche, pase lo que pase en el partido que a la misma hora enfrentará a Oviedo y Prat en Pumarín. En caso de derrota cacereña en Madrid, los verdinegros también salvarían el expediente global si Prat cae derrotado en territorio astur. Por lo tanto, el Cáceres solo descendería si perdiese su partido y además Prat se impusiera a un Oviedo que lucha por conseguir el factor cancha para los playoffs por el ascenso. No existen más posibilidades encima de la mesa.

EL DATO

11 es el número de victorias que necesitaría el Cáceres para salvarse sin depender de nadie Hoy la puede lograr en la última jornada.

En el seno del Cáceres, donde reina el optimismo, nadie quiere oír hablar de transistores, y es que el equipo está centrado únicamente en su partido contra Canoe para no tener que depender de nadie. «Hay cierto ambiente de optimismo, que no de euforia, ante el reto que vamos a afrontar. El equipo se siente cómodo y capacitado para ganar el partido», explicaba ayer el preparador del Cáceres.

«Existe simbiosis entre todos los jugadores de la plantilla y el equipo se siente con la fortaleza mental suficiente para ganar este partido» Tyson Pérez Ala-pívot Canoe

A pesar de que el cuadro dirigido por Miguel Ángel Aranzábal ha conseguido firmar matemáticamente la permanencia tras ascender a LEB Oro la pasada campaña, el preparador cacereño no espera, ni mucho menos, a un rival relajado: «Ellos tienen objetivos particulares porque si pierden quedarán por debajo de nosotros. Habrá jugadores que quieran renovar y que desearán dar el do de pecho final a una muy buena temporada para ellos porque nadie les ha regalado nada», avisa Roberto Blanco. El técnico verdinegro prevé un partido de altas revoluciones, especialmente por la forma de jugar de su adversario: «Es un rival que en su casa siempre ha sido muy difícil, con un juego muy específico y posesiones muy cortas, por lo que se prevé un partido muy vivo y dinámico».

De la plantilla del conjunto local, en el Cáceres preocupa especialmente el papel que pueda desempeñar Tyson Pérez. Con sus 2,02 metros y sus 23 años, se trata de un jugador que literalmente se ha comido la categoría, hasta el punto de que varias franquicias de la NBA se han interesado en verle este próximo verano. Además de Pérez, Roberto Blanco hace mención a la veteranía de un equipo «que saldrá a demostrar por qué ha merecido la permanencia».

El Cáceres salvará la categoría si vence a Canoe o si pierde y también lo hace Prat en Oviedo

Por parte cacereña, será el último partido de Trist con la camiseta verdinegra, al haber firmado ya para regresar al baloncesto australiano. Su llegada ha sido decisiva para un Cáceres que con su presencia ha visto fortalecido el juego interior. Tanto él como el resto del plantel «llega en buenas condiciones tanto físicas como mentales y con la predisposición para terminar el trabajo con el objetivo de permanecer en esta liga tan difícil. Hay simbiosis entre todo el mundo y el equipo se siente con fortaleza mental para ganar», explicó ayer Roberto Blanco en la previa. A su vez, el hoy entrenador visitante también tuvo palabras de reconocimiento para una afición que se desplazará en masa: «Es algo que nos va a dar un empujón para sentirnos más motivados. Es increíble ver cómo Cáceres quiere baloncesto».

Cajalmendralejo

En el ámbito meramente institucional, tanto el Cáceres como Cajalmendralejo escenificaron ayer la renovación del compromiso de colaboración que une a ambas entidades a través del patrocinio. Un acuerdo que se prolongará durante una temporada más y que también servirá de espaldarazo para que los jugadores luchen hoy por salvar el proyecto deportivo en LEB Oro.

El jugador dominicano con pasaporte español es una de la sensaciones de la liga y está en la agenda de varios equipos de la NBA.