LEB PLATA

El Plasencia prueba su fortaleza fuera de casa

Marcellus Roberts, en el primer partido ante el Baskonia. :: PALMA/
Marcellus Roberts, en el primer partido ante el Baskonia. :: PALMA

Visita la cancha del Marín Peixegalego en un partido que medirá a dos de los equipos que mejor imagen dieron en su debut liguero

JUAN CARLOS RAMOS PLASENCIA.

Sin tiempo para el respiro, la LEB Plata retoma la competición entre semana para disputar la segunda jornada de liga. En realidad ya lo hizo este miércoles y el Marín Peixegalego-Extremadura Plasencia vendrá a poner broche a esta segunda fecha. El partido, en el Pabellón de A Raña a partir de las 20:30 horas.

Se ven las caras dos de los equipos que mejores sensaciones dejaron en el arranque liguero. Por una parte, un Marín Peixegalego que asaltó la cancha de un favorito como el Clavijo; por otra, un Plasencia que dio buena cuenta del Baskonia, uno de los mejores filiales nacionales.

El Marín, un equipo recién ascendido de la Liga EBA que llega como tapado. Hace dos temporadas descendió de la LEB Plata por temas administrativos y la pasada campaña se paseó en la EBA, donde ganó todos los partidos que disputó.

A los mandos del banquillo sigue Javi Llorente, que ha renovado a muchas de las piezas nacionales decisivas en el ascenso como el pívot Antonio Pantín o el alero Jorge Romero, ambos con una dilatada trayectoria en LEB Oro.

Para esta nueva aventura se han reforzado con interesantes fichajes: Gerard Sevillano (Cambados-LEB Plata), el explosivo Taiwo Badmus (internacional por Irlanda) y Juanchi Orellano (Cambados-LEB Plata), uno de los mejores bases de la competición. Es alto, sabe llevar el ritmo y es capaz de crear situaciones para sus compañeros y para él mismo.

El Extremadura Plasencia tratará de volverá a apelar a sus espíritu coral para hacerse con la victoria en tierras gallegas. Se le presume más fondo de banquillo e intentará meter un ritmo alto para disparar sus opciones de triunfo.

Rafa Sanz ya dejó claro tras el partido ante el Baskonia que será excepcional el día que uno de sus jugadores alcance los 28-30 minutos de juego. No sucede así en el Marín Peixegalego, donde Antonio Pantín, Taiwo Badmus y Gerard Sevillano superaron los 35 minutos sobre la cancha en Logroño, aunque supieron aguantar físicamente los instantes finales.

El explosivo inicio de temporada se cerrará el domingo en casa (12:00) ante el Ávila. «Nosotros lo tenemos claro. Hay que intentar sumar los dos partidos de casa y el de fuera salir a competir y tener opciones», dice el capitán Mario Álvarez.

 

Fotos

Vídeos