LEB PLATA

El Plasencia se mete en un lío

La defensa placentina hace frente a Patrick Onwenu. :: PALMA/
La defensa placentina hace frente a Patrick Onwenu. :: PALMA

Cae a puestos de descenso tras perder en casa ante el Albacete, otra vez, en los segundos finales del choque

JUAN CARLOS RAMOS

PLASENCIA. El Plasencia llegó igualado al final y acabó perdiendo. Da igual cuando lean esta frase, tiene vigencia en cualquier momento de la temporada. Lo malo es que, a medida que se va acercando el final de liga, cada derrota va teniendo más trascendencia. La de este domingo ante el Albacete (72-73) es enorme, ya que por primera vez cae a puestos de descenso en esta fase por la permanencia.

72 PLASENCIA

0 ALBACETE

Extremadura Plasencia
Pablo Villarejo (12), Duane Morgan (7), José Antonio Medina (12), Mario Álvarez, Arturo Fernández (8) -cinco inicial-, Germán Martínez (8), Diego Gallardo (14), Javier Cardito (3), Stefan Radosavljevic (2) y Deng Mayot (6).
Arcos Albacete
Polanco (18), Onwenu (11), Jukic, Álvaro Sanz (7), Tyler Rudolph (11) -cinco inicial-, Zabo (10), Pablo Córdoba (5), Álvaro Picazo (3) y Marcus Van (8).
Parciales
26-15, 42-39, 57-51 y 72-73.
Árbitros
Jaime Gómez Luque y Sergio Eduardo González Morán.
Incidencias
Pabellón Ciudad de Plasencia, 400 espectadores.

Da la sensación de que el Plasencia tiene que hacer el doble que sus rivales para ganar. No es que el Albacete hiciera demasiado, pero al equipo placentino no le bastó ser superior. En el último minuto se pegó un tiro en el pie, como siempre.

Los 38 primeros minutos no sirvieron más que para volver al punto de salida. Entre medias, el Plasencia alcanzó una máxima de 13 en el primer cuarto (26-13), en el segundo se olvidó de anotar por su falta de referencias en la pintura (42-39), en el tercero se olvidaron de anotar ambos y en el último acabó por remontar el Albacete (61-63).

A partir de ahí volaron los triples de Medina y Villarejo, pero también los de Polanco. Con 72-68 en el electrónico, un 3+1 de Polanco estuvo a punto de empatar a falta de 24 segundos (72-71). Falló y recibió la falta un Mario que tuvo su peor día de la temporada. Falló los dos tiros libres y, a 2 segundos para el final, Zabo se marcó un canastón inverosímil (72-73).

Ya en campo albaceteño, el balón de banda fue para Medina, que ni siquiera pudo buscar el lanzamiento porque pisó la línea. Lo dicho, nuevas formas de reinventarse en finales trágicos.