LEB ORO

Ñete Bohigas: «Hemos ido a remolque en todos los sentidos»

Ñete Bohigas, en un tiempo muerto ante Oviedo. / L. CORDERO
Ñete Bohigas, en un tiempo muerto ante Oviedo. / L. CORDERO

El técnico del Cáceres reconoce la superioridad del Oviedo, mientras el capitán Parejo destaca la reacción del equipo en el último cuarto

MARÍA CORRAL CÁCERES.

Tras la dosis de moral del pasado sábado en Barcelona, el Oviedo devolvió al Cáceres Patrimonio de la Humanidad a la cruda realidad. Una liga exigente donde las indecisiones no tienen cabida y los errores se pagan caro. El acierto en el tiro exterior de los jugadores asturianos, junto a la falta de intensidad de los verdinegros en los dos primeros cuartos y los fallos de concentración durante buena parte del partido, condenaron a los de Ñete Bohigas a consumar su primera derrota.

Así lo reconoció el capitán Luis Parejo instantes después de que el trío arbitral pitara el final del encuentro: «Los veinte primeros minutos nos han penalizado, no hemos estado todo lo agresivos que queríamos en defensa. Estábamos focalizando toda la atención en Arteaga en el poste bajo y eso ha generado mucho espacio para sus tiradores Geks y Víctor Pérez, que han estado muy acertados».

Mismo análisis hizo el técnico, quien mostró su consternación en rueda de prensa: «Hemos ido a remolque en todos los sentidos, tanto a nivel físico como anímico. En la ayuda hemos sido débiles y hemos acusado la ausencia de Víctor Serrano en el poste bajo». Además, señaló la deuda que su plantilla tiene con la creatividad ante la falta de Dani Martínez y Andy Mazurczak, «apenas hemos tenido opciones de tirar».

Bohigas también felicitó a su rival y admitió su superioridad: «El Oviedo tiene jugadores muy buenos y, si no estamos intensos y consistentes en el uno contra uno, pasa esto. No hay otra fórmula para nuestro equipo que no sea defender y hemos hecho dos faltas en diecinueve minutos cuando íbamos abajo. Luego al final del último cuarto hicimos el esfuerzo por dar otra imagen, que es la que tenemos que mantener más tiempo en nuestro juego».

Frente a ese cambio de actitud, Luis Parejo también se pronunció, destacando la reacción del equipo tras el descanso. La corrección de ciertas imprecisiones y la garra que da seña de identidad al club recortaron la amplia diferencia de puntos que aventajaba al rival. «Al final sacamos nuestro carácter y peleamos, pero no pudo ser. Sabemos dónde nos hemos equivocado y tenemos por delante tres días de trabajo antes de la visita al Castellón», sentenció el alero almeriense, con la mente ya puesta en la cita de pasado mañana (Pabellón Ciutat de Castelló, 12.00 horas).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos