A Calderón le sienta bien Dallas

Calderón, sobre el parqué del American Airlines Center en el calentamiento de un partido. :: mavs.com/
Calderón, sobre el parqué del American Airlines Center en el calentamiento de un partido. :: mavs.com

El extremeño pone fin a una buena temporada en la que regresó a los playoffs

MARCO A. RODRÍGUEZ BADAJOZ.

Muy pocos, prácticamente casi nadie, daba un duro por ellos cuando allá por octubre se abría el telón de los training camps o pretemporada de la NBA. En las quinielas, de allí y de aquí, no aparecía Dallas Mavericks como equipo de playoffs en una conferencia Oeste repleta de franquicias de calidad. Les acusaban de rotación demasiado veterana, con escasez de efectivos en la pintura y con un banquillo limitado. Sin embargo, el equipo tejano del extremeño José Calderón -destino de tres años que arrancó este curso- acabó en la pelea por el 'Anillo' y casi pone la NBA patas arriba en la eliminatoria ante el subcampeón de la pasada edición, los Spurs, a quienes obligaron a un séptimo encuentro perfecto para auparse a semifinales y quitarse una verdadera china en el zapato.

NÚMEROS EN LOS 'MAVS'

Temporada regular

Puntos: 11,4

Tiros de 2: 45,6%

Triples: 44,9%

Tiros libres: 82,5%

Asistencias: 4,7

Rebotes: 2,4

Robos: 0,9

Minutos: 30,5

Playoffs contra Spurs

Puntos: 10,3

Tiros de 2: 46,2%

Triples: 47,8%

Tiros libres: 100%

Asistencias: 4,4

Rebotes: 1,3

Robos: 0,1

Minutos: 27,3

Sobre el parqué del AT&T Center de San Antonio, los Mavs fallaron en ese decisivo desempate del 3-3 el pasado domingo, pero no se les puede reprochar un ápice su contribución a la que muchos califican ya como la mejor primera ronda de playoffs en la historia de esta liga. Y eso es decir mucho. El duelo de Texas fue sorpresivamente igualado e incluso Dallas se adelantó 2-1 con aquel triplazo de Vince Carter in extremis a pase del extremeño y tuvo un encuentro en su feudo, el cuarto, para anudar la soga al cuello de los de Popovic.

Calderón no brilló aquella noche. Dos días antes un golpe le rompió la nariz y tuvo que esperar a que la serie finalizase para pasar por el quirófano y 'corregirla'. «Ya está en su sitio», bromeó acto seguido en twitter el de Villanueva de la Serena. Apenas 4 puntos y 4 asistencias y sin rastro de su seña de identidad en esta campaña: 0/2 en triples. Carlise, el técnico, le mantuvo mucho tiempo en el banquillo porque no había manera de parar a un Tony Parker que ahora mismo es imparable, como pudo comprobar el base reserva Harris o el mismo Lillard, a quien el francés le endosó 33 puntos este martes en la apertura de la semifinal ante Portland.

Un buen año

No olvidará fácilmente esta temporada José Manuel Calderón. La recordará en lo deportivo por su regreso a los playoffs y por su cambio táctico hacia la posición de escolta tirador, demarcación que pudo saborear con la selección en el último Europeo ante la ausencia de Juan Carlos Navarro. Desde la 2007/2008, con Toronto Raptors, no pisaba una eliminatoria por el título. Fue un gran año para él y hasta coqueteó con su presencia en el All Star. Las últimas seis temporadas en la franquicia canadiense fueron para olvidar en lo competitivo aunque le depararon algún prurito personal como el histórico récord de tiros libres. Sobre su nueva posición de '2', Calderón acepta cualquier misión pues su ADN integra ser ejemplo de profesionalidad. Tiene menos posesión de balón y por tanto reparte menos asistencias (4,7), pero acabó como cuarto mejor artillero de tres de la liga con un 44,9%, 47,8 en playoffs.

Lo mejor de todo, que ha vuelto a sentir la verdadera competición. La enorme actuación de Dallas puso sobreaviso a San Antonio, favorito junto a Miami. Los Spurs han tenido un sparring de lujo para lo que se les avecina, un peldaño más espinoso y experimentado que Portland. «Creo que hemos demostrado que estamos muy cerca de ser un muy buen equipo. Sólo tenemos que seguir jugando juntos. Hemos conseguido que todos nos respeten un poco. Nadie nos ha regalado nada. Nadie creía en nosotros al principio», comentaba el extremeño en la despedida del curso en Dallas.

A nivel personal, las cosas fueron encauzadas. Al poco de llegar a Dallas 'Calde' manifestaba que el clima se asemeja más a Extremadura, en comparación al frío polar de Toronto. Muy pronto comenzó a colaborar en causas solidarias locales -la NBA cuida con esmero esta faceta- y a hablar maravillas de sus nuevos compañeros o de la suerte de jugar al lado de los Nowitzki, Carter, Ellis, Marion, Dalembert...

Padre, campus y selección

La hoja de ruta de Calderón para los próximos meses es muy variada. Lo primero -norma habitual en los jugadores NBA- vacaciones y volver a casa con la familia. En menos de un mes será padre por tercera vez y otra vez niño. Ya tiene su 'Big Three'. A principios de julio retomará su Campus, que en esta edición cambia de ubicación y se traslada a Badajoz del 6 al 12 de julio. Seguirá de descanso al tiempo que se cuidará con su preparador personal Joan Tarragó en Villanueva antes de concentrarse con la selección con vistas al Mundial de España, cita de las grandes que se celebrará entre el 30 de agosto y el 14 se septiembre. Ya queda menos.