María Romero, una promesa emergente

María Romero, en una acción defensiva. :: A. Méndez/
María Romero, en una acción defensiva. :: A. Méndez

La joven jugadora del Al-Qázeres brilla en el filial de Primera Nacional, que este sábado inicia su lucha por el ascenso a Liga Femenina 2

J. CEPEDA CÁCERES.

Es una de las más firmes promesas del baloncesto femenino en Extremadura y a sus 19 años ya puede presumir de haber hecho sus pinitos en la máxima categoría. María Romero (Plasencia, 2 de agosto de 1999), en plena efervescencia baloncestística, tiene en el filial de Primera Nacional su campo de pruebas antes de dar de forma definitiva su salto al primer equipo del Al-Qázeres. En la liga regular recién finalizada, la joven escolta ha sido designada como la mejor jugadora del grupo castellano-manchego, donde ha firmado 16,5 puntos de media en sus 13 encuentros disputados. Una mención individual que, con suma humildad, comparte con el resto del plantel: «Estoy muy contenta por este reconocimiento porque te quedas con un buen sabor de boca, pero es algo que sería imposible conseguir sin el trabajo realizado por todas mis compañeras».

¿Cómo está viviendo María Romero su progresión durante los últimos años? «Pienso que cada temporada he ido obteniendo más conocimientos a nivel táctico y humano. Este último año ha sido diferente, con compañeras y entrenadores distintos. Eso hace que tengas la oportunidad de ir aprendiendo lo positivo de todos ellos. Creo que en las últimas temporadas he ido mejorando en muchos aspectos».

Tras aterrizar en la capital cacereña junto a su hermana Silvia el verano del año 2015, a María Romero no le puede la impaciencia para consolidarse en el primer equipo. «Es algo complicado, ya que es una liga en la que existe mucha presión y hay muchas jugadoras profesionales con un talentazo increíble. Ahora mismo soy como el yogurín del equipo y casi de la liga. Hay otras jugadoras que están en mi misma situación y lo que tenemos que hacer es intentar mejorar, continuar formándonos y adaptarnos para que dentro de unos años seamos nosotras las que estemos ahí», confía la placentina.

Tanto ella como sus compañeras de equipo, una vez han logrado el campeonato de su grupo en Primera Nacional, comenzarán mañana (Multiusos, 18.00 horas) a batirse el cobre por un puesto en la fase de ascenso a Liga Femenina 2. Enfrente estará Distrito Olímpico, un rival teóricamente superior por la fortaleza existente en el grupo madrileño. No obstante, Romero no renuncia a que el Al-Qázeres pueda dar la campanada en esta eliminatoria: «Tenemos la mentalidad de salir siempre a ganar y lo daremos todo para conseguirlo. Es cierto que la liga madrileña es muy fuerte, con más equipos y más partidos durante la liga, por lo que llegan más rodadas. Será muy complicado porque tenemos lesionadas, pero las que estemos lo dejaremos todo en la pista. Tienen a varias jugadoras muy grandes y una rápida dinámica de juego, pero nosotras somos unas guerreras». La vuelta será el día 11 en el pabellón de San Blas.