LIGA FEMENINA

El luso Ricardo Vasconcelos, nuevo técnico del Al-Qázeres

Vasconcelos, en un partido de la selección portuguesa. :: CBA/
Vasconcelos, en un partido de la selección portuguesa. :: CBA

Estará acompañado por Pedro García como ayudante y compaginará sus labores en el equipo con el cargo de seleccionador portugués

J. CEPEDA

CÁCERES. El Nissan Al-Qázeres ya tiene quien dirija sus designios en la temporada 2019/20, la cuarta consecutiva del máximo representante del baloncesto extremeño en la élite nacional. Según anunció ayer la entidad, el entrenador elegido para hacerse cargo del equipo ha sido el portugués Ricardo Vasconcelos, quien también ostenta el cargo de seleccionador de su país desde hace una década. Un puesto que continuará compaginando con su trabajo en tierras cacereñas. A sus 42 años, y al margen de sus labores desempeñadas en la federación portuguesa, el nuevo preparador del equipo cacereño también cuenta con experiencia en el baloncesto masculino, habiendo logrado llevar al Illiabum de Ílhavo a ganar el campeonato liguero luso en la temporada 2015/16.

En sus primeras palabras como entrenador del club extremeño, recogidas por el departamento de comunicación del propio Nissan Al-Qázeres, Vasconcelos sostiene que «es un reto que acepto con muchísima ilusión porque es un club referente en la Liga DIA. La filosofía es competir todos los partidos y proporcionar a la gente de Cáceres el orgullo de un equipo que saldrá a la pista todas las jornadas con alegría, determinación y mucho carácter», dice. A su lado estará Pedro García, quien también ha gozado de la confianza de la junta directiva. Tras llegar el pasado mes de enero como entrenador ayudante de Ángel Fernández, ahora tendrá idéntica responsabilidad con el nuevo técnico.

Según explica el Al-Qázeres, el cuerpo técnico encabezado por Ricardo Vasconcelos empezará ya a idear la confección de la plantilla para la próxima campaña, comenzando por las renovaciones. Una vez prácticamente descartada la continuidad de figuras como Ocete y Ferrari, está por ver si el club logra retener a otros baluartes como Ginzo.