Al Cáceres ya solo le vale sumar

Aunque en principio no jugará, Rakocevic viajará a Ourense. :: A. M./
Aunque en principio no jugará, Rakocevic viajará a Ourense. :: A. M.

Pese a la mejoría experimentada en las últimas semanas, el cuadro verdinegro quiere ver reflejado el trabajo en forma de resultados

MARÍA CORRAL CÁCERES.

El año natural llega a su fin, no así el baloncesto. El juego no se detiene y la liga continúa con una nueva jornada en LEB Oro. Esta vez, el Cáceres Patrimonio de la Humanidad deberá vestirse de corto antes de tiempo, ya que su cita frente a Ourense no podrá esperar al fin de semana, sino que tendrá lugar hoy mismo. El Pazo Paco Paz adelanta la visita a partir de las 20.30 horas de un cuadro extremeño anímicamente tocado tras dejarse escapar la victoria contra Palencia en el último suspiro. El conjunto gallego, por el contrario, llega con la moral alta tras desempeñar un buen papel ante el Bilbao.

Los de Ñete Bohigas pondrán rumbo a tierras orensanas sin haber terminado de digerir la dolorosa derrota del pasado viernes. Tener el partido controlado no impidió que el triunfo volara a manos castellanoleonesas, sacudiendo así el ánimo de los verdinegros. Sin embargo, desde la propia entidad han tratado de hacer piña estos últimos días para no ahondar en la herida.

EL DATO

Guillermo Corrales obtuvo un 26 de valoración ante el Palencia
Sin embargo, sus 20 puntos y 10 asistencias no impidieron la derrota final de los verdinegros.

Para ello, el propio técnico ha sido quien ha intentado que sus pupilos mantengan la ilusión por seguir compitiendo al mismo nivel para que los resultados empiecen a llegar de forma continuada y no esporádica. «El camino que llevamos es el correcto, pero de nada vale el buen trabajo sino se suma», confiesa. Y es que la premisa para el último encuentro del año a domicilio no será otra que prolongar la mejoría del equipo.

«El camino que llevamos es el correcto, pero de nada vale el buen trabajo si no se suma. Tenemos que seguir esta línea y competir con ilusión» Ñete Bohigas

Enfrente esperará un Ourense bien posicionado en mitad de tabla que, pese a consumar la derrota, dio la cara contra el Bilbao en la última jornada. El cuadro dirigido por Gonzalo García acumula seis victorias en los trece partidos disputados hasta la fecha y quiere seguir manteniendo las distancias con la zona baja. Algunos de los artífices del buen papel desempeñado por los gallegos son el base internacional uruguayo Pepo Vidal, quien aterrizó en la disciplina auriense el pasado mes de agosto y se ha convertido en el máximo pasador del equipo con 52 asistencias, o el alero canario Sergio Rodríguez, otro de los fichajes de este verano que está cumpliendo con creces. Suma 125 puntos y 68 rebotes.

No obstante, el hombre de mayor peligro es el pívot Davis Rozitis. El jugador letón llegó hace justo un año y no le ha podido salir mejor la jugada al conjunto gallego. En los dos meses de competición transcurridos hasta el momento, ha logrado destacar por encima del resto gracias a sus 156 puntos y, especialmente, sus 123 rebotes. Cabe señalar que, habiendo disputado todos los partidos, todavía no ha lanzado ningún triple. Toda su anotación se centra en tiros libres (63% de efectividad) y de dos (60%).

Para la cita ante el Cáceres, el Ourense tendrá disponible a toda la plantilla al completo, a diferencia del cuadro verdinegro, que, tal y como adelantó su técnico, contará con las dudas de Nikola Rakocevic y Andy Mazurczack. El primero aún tiene molestias y el segundo, pese a haber participado en un par de entrenamientos a lo largo de la semana, todavía no es seguro que disponga de minutos. Lo que sí confirmó es que ambos viajarán junto al resto de la expedición para hacer grupo. Y es que, con la única idea que se presentarán los extremeños en Galicia será la de seguir en dinámica ascendente y encadenar una serie de victorias cuanto antes.

Tras participar en varios entrenamientos, el base ruso podría reaparecer hoy ante el Ourense tras la lesión sufrida el pasado mes de septiembre.