El Cáceres, a la guerra contra Mumbrú

Roberto Blanco, dando instrucciones en el partido de Prat. :: opta/
Roberto Blanco, dando instrucciones en el partido de Prat. :: opta

Los verdinegros reciben a la potente tropa que entrena el exinternacional con el ánimo de revertir ante su afición la mala actuación contra Prat

MARCO A. RODRÍGUEZ

badajoz. Tiene razón el técnico del Cáceres, Roberto Blanco, cuando al intentar calificar cada partido de su equipo avisa de que la palabra 'final' ya se queda corta. Así que por ir un paso más allá, tal vez lo que puede acontecer en la matinal de este domingo será una 'guerra', aunque sea una expresión manida dado que quien pisa el banquillo visitante del Multiusos será el exinternacional catalán Álex Mumbrú. Bajo sus órdenes, una tropa llamada Retabet Bilbao Basket, ubicada casi en la cima, terceros con 18 victorias y 9 derrotas, un escollo más ambicioso de lo que a priori era el CB Prat. Pero este Cáceres es capaz de todo. Hasta el momento ha mostrado más su cara gris, la negativa, pero tiene otra, evasiva, pero más amable a la que debería aferrarse. Por ejemplo, la que fue capaz de competir ante el líder Betis, aunque cayera, o la que obró el milagro de la remontada in extremis contra el Iberojet Palma, pese a su regreso días después al lado tenebroso con una actuación lastimosa ante el entonces colista Prat.

Aquel partido del miércoles -dentro de esta frenética semana con tres citas por la salvación- es la base sobre la que el técnico placentino quiere asentar una mejor versión de los suyos. Considera que ante el Prat se les faltó el respeto a los aficionados que vieron el choque con la preocupación del que ve escaparse una categoría, así que toca pedir perdón y como acto de contrición nada mejor que una victoria de calidad ante uno de los grandes. «El golpe fue muy duro. Los jugadores salieron muy tocados de ese partido. Hemos tenido muy poco tiempo para reactivarlos, pero hemos intentado corregir errores y hacerles ver que tenemos que devolver la ilusión a la afición, que se resintió mucho», explica Blanco en la rueda de prensa previa.

EL DATO

Son los tapones que pone por partido Benjamin W
Lammers, que suma 16,4 de valoración media.

El entrenador desea ver un equipo diferente esta mañana, que desde el salto inicial sea consciente de lo que hay en juego y que al menos compita hasta la bocina y demuestre «esa casta y esa garra que tiene, porque en el día a día la demuestran. Espero que le devuelvan a la afición lo que le hemos quitado el otro día. Nosotros somos lo primeros que sufrimos en nuestras carnes esa dolorosa derrota, pero el otro día hubo mucha gente que sufrió. No podemos dar esa imagen cuando tienes tanta gente detrás animándote».

EN EL PUNTO DE MIRAÁlex Mumbrú Técnico de Bilbao LO DICE...Roberto Blanco «No estamos respondiendo, pero queremos responder. Hay una mezcla de táctica, actitud y convencimiento, pero cuando ves a la gente hundida -después de Prat- es imposible pensar que no sientan esto»

Un Cáceres que estará arropado por un Multiusos que presentará buen aspecto por la posibilidad de 5.000 gargantas con motivo de la marcha solidaria organizada por la Asociación Española contra el Cáncer, que ha reunido esa cifra y tendrán acceso gratuito al pabellón mostrando su dorsal. Son muy necesarios dada la complicada situación de los cacereños.

Blanco ve factible la salvación del Cáceres, ahora colista, y analiza qué le está pasando al vestuario. «Mientras matemáticamente se pueda, hay que intentarlo. No me voy a rendir. No está en mi vocabulario. No me pueden dar por muerto antes de que lo esté. Y a los jugadores tampoco. Esta situación nos duele a todos, pero creemos que podemos hacerlo aunque cueste convencer a la gente. No estamos respondiendo, pero queremos responder. Hay una mezcla de táctica, actitud y convencimiento, pero cuando ves a la gente hundida es imposible pensar que no sientan esto. Yo quiero ver este domingo las caras que ponen los jugadores cuando las cosas salen bien».

Los verdinegros están todos disponibles. Dan Trist tiene un golpe en la cara que no será impedimento para esta aventura ante un Bilbao que acude con su pareja estelar de bases Salgado y Schrainer, con una de las mejores plantillas de la liga a juicio del preparador local y con un excelso taponador como Lammers más el juego interior de Kevin Larsen. Difícil, pero no imposible.

Conocido en el mundo del baloncesto por su carrera en el Joventut, la selección española o el propio Bilbao en ACB, al que ahora dirige en Leb Oro.