LEB ORO

El Cáceres hace gala de su merecida serenidad

Parejo y Rakocevic, ayer en el San Antonio. :: Cáceres Basket/
Parejo y Rakocevic, ayer en el San Antonio. :: Cáceres Basket

La victoria en Marín y la recuperación de Ricardo Úriz favorecen una semana plácida en el equipo del Multiusos antes de recibir al Canoe

J. C.CÁCERES.

Con la tranquilidad que le dio la primera victoria de la temporada este pasado sábado en Marín, el Cáceres ya se encuentra inmerso en la preparación del siguiente duelo liguero, el que tendrá lugar este próximo viernes en el Multiusos (21.00 horas) ante el Canoe, un rival que trae buenos recuerdos a los verdinegros, pues en la cancha del equipo madrileño se firmó la permanencia la pasada campaña.

El equipo de Roberto Blanco, que en tierras gallegas tuvo que sobreponerse en última instancia a la baja de Ricardo Úriz por molestias físicas, logró salir airoso sin su base titular gracias al buen papel demostrado por el segundo de a bordo, un Aitor Zubizarreta que está demostrando hechuras de timonero con todas las de la ley. Aunque Úriz llegó a vestirse de corto en Marín, una sobrecarga en su gemelo izquierdo le impidió disputar minuto alguno. En la presente semana de trabajo está siguiendo un plan de recuperación individual con el objetivo de llegar al partido de este viernes en óptimas condiciones.

Los jugadores tuvieron ayer sesión doble de trabajo y antes del partido ante el Canoe se realizarán tres entrenamientos más; uno esta tarde y otros dos mañana y el mismo viernes en horario matutino. La intención en el cuadro verdinegro es prolongar la buena imagen ofrecida ante el Marín. El preparador destacó tras el encuentro que su equipo demostró «serenidad y control», aunque también hizo algo de autocrítica por no haber podido cerrar antes la victoria.

En el aspecto institucional, donde el Cáceres siempre cuenta con una completa agenda social, tanto Roberto Blanco como Luis Parejo y Nikola Rakocevic compartieron ayer parte de su tiempo con los alumnos de Primaria del colegio San Antonio, cuna de la cantera verdinegra. Todos ellos fueron invitados al encuentro del viernes.