El Cáceres, a La Coruña a por una pizca de oxígeno

Daniel Trist, en su estreno ante el Huesca. :: l. cordero/
Daniel Trist, en su estreno ante el Huesca. :: l. cordero

Con toda la plantilla, incluso con el regresado Cole Huff, se mide a un rival al que quiere convertir en directo

Marco A. Rodríguez
MARCO A. RODRÍGUEZBadajoz

No son doce partidos lo que le quedan al Cáceres Patrimonio de la Humanidad. Son doce finales. Parece una manida frase periodística pero en este caso es más que apropiada pese a su crudeza. Porque el club verdinegro se está jugando la vida en un tercio final de liga que se antoja agónico. La soga la tiene echada al cuello hace meses pero es ahora cuando más aprieta. Y más si al otro lado de la cancha se encuentra un adversario al que puede acercar a sus mismos problemas. Los cacereños viajan a Galicia para enfrentarse esta noche (Palacio de los Deportes de la Coruña, 20.45 horas) a un Leyma Coruña que transita hacia la calma pero que en caso de derrota se metería en líos. Son dos derrotas menos las que tienen los coruñeses (con balance de 8-14 y en el puesto 12), dirigidos en la banda por un viejo conocido de los extremeños, Gustavo Aranzana. Una victoria cacereña apretaría tanto la clasificación como las sensaciones.

Y para ello la expedición por fin marchó al completo. Todos disponibles, incluso Cole Huff, que ya ha regresado de Estados Unidos con la documentación en regla. Roberto Blanco tiene a todas sus piezas para una empresa a la que acuden tras una gran semana de preparación, según comenta, «de las mejores», y en la que hubo algún toque de atención para concienciarse de lo crucial de estar al cien por cien en lo físico y lo psíquico. Blanco es conocedor de que los entrenadores ofrecen las ruedas de prensa, dan la cara y sus palabras son las escuchadas y escritas, pero son los jugadores los que al final deben sacar esto adelante con mentalidad competitiva. «Lo único que espero de mi equipo es que tenga la mentalidad y la claridad absoluta de lo que tenemos que hacer, del primero al último minuto. Esta semana ha habido vídeos y charlas duras sobre lo que hacen mal. Hacemos muchas cosas mal y psicológicamente hacemos muchas cosas peor y yo cambio todo lo necesario para que el jugador se sienta mejor, pero hay que hacerles ver la realidad, no todo van a ser palmaditas en la espalda», repasa con nitidez Blanco.

El técnico espera un buen rendimiento de los fichajes, Daniel Trist y Bakary Konate, sobre todo del australiano, pero añade que no será la curación absoluta de todas las heridas. «Es un jugador con mucha personalidad y presencia y lo asume de buen grado. Pero Dan no nos va a salvar la vida sin sus compañeros; al igual que Mazurczak no era el salvador del equipo, Dan tampoco lo será».

EN EL PUNTO DE MIRAGustavo Aranzana Técnico del Leyma LO DICE...Roberto Blanco «Hacemos muchas cosas mal y psicológicamente hacemos muchas cosas peor y yo cambio todo lo necesario para que el jugador se sienta mejor, pero hay que hacerles ver la realidad, no todo van a ser palmaditas en la espalda»

En la comparecencia habitual de los jueves, Roberto Blanco se refirió a un rival que se ha levantado y será duro. «Es un equipo al que le ha costado meterse en la competición, con bajas que le han afectado mucho pero también incorporaciones que le han permitido ser más completo». Leyma Coruña sufrió una severa derrota la pasada jornada ante uno de los favoritos, Bilbao Basket, por 87-59, así que ante su público no querrá sorpresas desagradables. Una final más.

El Cáceres Patrimonio visita la pista de un Leyma Coruña entrenado por un viejo conocido del club cacereño, el técnico Gustavo Aranzana. El vallisoletano dirigió al Cáceres entre la temporada 2009 y la 2012 dejando una buena huella.