LEB ORO

El Cáceres busca resarcirse en Marín de su mal inicio

Visita de ayer al canterano Javi Burgos. :: CÁCERES BASKET/
Visita de ayer al canterano Javi Burgos. :: CÁCERES BASKET

Tanto Parejo como Bilbao reconocen que el equipo no desplegó todo su potencial ante el Huesca y esperan enmendar la plana el sábado

J. CEPEDA

CÁCERES. «Tenemos que demostrar que realmente no somos ese equipo que jugó la primera jornada contra el Huesca». Así, con ganas de resarcirse, se expresaba ayer el pívot Jorge Bilbao. El jugador del Cáceres, al igual que el resto de sus compañeros, ya cuenta las horas para visitar este sábado al Marín en el que previsiblemente será un duelo de rivales directos en el objetivo de la permanencia. El interior vasco, que cuajó una más que aceptable pretemporada, no tuvo, sin embargo, un buen inicio liguero en la faceta individual. «Fue una derrota dura porque todos teníamos ganas de empezar bien».

Bilbao sostiene que el grupo no ofreció ante el Huesca su mejor versión y espera que esta próxima cita ante el Marín pueda servir para que la escuadra de Roberto Blanco comience a ofrecer una imagen más acorde a lo que esta campaña se espera del equipo: «El pasado viernes nos quedamos con la sensación de que podíamos haber ejecutado mejor algunas cosas que sabemos hacer, como trabajar las posesiones, la circulación del balón y realizar nuestro juego dinámico». Y es que los verdinegros se vieron superados en la batalla táctica y no pudieron desplegar con garantías todo su arsenal en la faceta ofensiva.

En la misma línea analítica que Jorge Bilbao también se mueve el capitán del equipo, un Luis Parejo que aboga por la autocrítica grupal, aunque sin alarmismos innecesarios a estas alturas de la temporada: «No fuimos capaces de refrendar todo el trabajo que habíamos desarrollado durante toda la pretemporada, pero tenemos que estar tranquilos porque estamos trabajando bien y somos un muy buen grupo humano».

El escola almeriense es consciente de que el duelo del sábado en tierras pontevedresas será una buena oportunidad para que el Cáceres comience a crecer en su objetivo global de la permanencia sin pasar los apuros padecidos el pasado ejercicio por la lacra de la sequía a domicilio durante buena parte de la competición: «Es un rival directo, de nuestra liga. No podemos hipotecar nuestra temporada a ganar solo en casa porque, de hecho, ya hemos perdido el primer partido. Vamos a resarcirnos de esta derrota contra Marín para volver a ser ese equipo agresivo, intenso y que le gusta correr».

Tanto Luis Parejo como Jorge Bilbao visitaron ayer por sorpresa al joven canterano Javi Burgos, quien padece una lesión en su brazo izquierdo. A la cita también se sumaron Ricardo Úriz y uno de los técnicos del San Antonio, Javi Salas. La expedición partirá mañana hacia tierras gallegas.