LEB ORO

El Cáceres busca petróleo a domicilio

Aitor Zubizarreta, en la primera jornada ante el Huesca. :: A. Méndez/
Aitor Zubizarreta, en la primera jornada ante el Huesca. :: A. Méndez

El equipo verdinegro visita esta noche la cancha del recién ascendido Marín con el objetivo de sumar la primera victoria

J. CEPEDACÁCERES.

Tras el fallido estreno de la primera jornada ante el Huesca, el Cáceres quiere afrontar con buena letra su primer desplazamiento para medirse esta misma noche (20.00 horas) al Marín en el pabellón de A Raña. La expedición del conjunto cacereño partió ayer desde la capital provincial para hacer noche en tierras gallegas, donde se ejercitará esta misma mañana a partir de las 10.00 horas. Aunque en el club no existe hasta el momento ningún tipo de alarmismo, sí se es consciente de que el partido de hoy puede ser de vital importancia en cuanto al objetivo global de la salvación, al ser el cuadro pontevedrés uno de los teóricos rivales directos de los cacereños en esta encomienda común de la lucha por la salvación.

A pesar de ser un equipo recién ascendido, Marín ha logrado configurar un plantel que a buen seguro dará que hablar durante la temporada. Así al menos lo entiende el entrenador del Cáceres, un Roberto Blanco que destaca el «ritmo alto de juego», así como el elevado número de posesiones: «Priorizan romper sistemas y atacan rápido buscando ventajas en el primer pase. O estás muy concentrado durante los 40 minutos o te puedes llevar un susto porque hay que controlar muchas variables en su juego», analiza el preparador visitante.

EL DATO

13
Con el estadounidense Arkeem Joseph en pista, el Cáceres logró un +13 frente al Huesca.

El cuerpo técnico del conjunto verdinegro ha incidido durante la presente semana de trabajo en conceptos que no se pusieron en práctica de la forma en la que le hubiese gustado al entrenador. El foco se pone especialmente en el bajo número de triples lanzados contra el conjunto oscense. «No hicimos el juego que nos gusta. Los interiores son vitales para que los exteriores tiren liberados. Este equipo debe tirar más de tres para conseguir que sea una faceta más del juego y que no exista 'tripledependencia'».

EN EL PUNTO DE MIRATaiwo Alero Marín LO DICE...Roberto Blanco «Contra el Huesca no hicimos el juego que nos gusta. Los interiores son vitales para que nuestros jugadores exteriores tiren liberados»

En principio, el Cáceres podrá contar esta noche con todos los jugadores disponibles. Todos han tenido sus cuotas de atención y mimos durante la semana, tal y como explica Roberto Blanco, quien muestra satisfacción por la fluidez con la que esta temporada se está desarrollando la comunicación entre el staff y los jugadores de la plantilla. «Hemos tenido muchas conversaciones individuales para destacar las cualidades de cada uno. Los necesitamos a todos y tenemos que controlar la sobrexcitación».

Además de salvar las trabas defensivas para que la anotación fluya en cancha contraria, el Cáceres deberá prestar especial atención a sus esquemas defensivos para controlar el buen hacer de hombres como Taiwo. El alero irlandés de origen nigeriano será toda una amenaza para los intereses del conjunto extremeño. Del mismo modo, el entrenador del Cáceres también destaca el potencial de otras figuras, en este caso nacionales, como la que representa el ala-pívot Jacobo Díaz, de quien dice que «está llamado a hacer cosas importantes en el baloncesto español».

A juicio de Blanco, la «pequeña urgencia» que los suyos tendrán hoy en Marín será la de conseguir ser «un equipo unido y fusionado» dentro de la pista. «Si eso va bien, yo estaré contento», sentencia.

Ambos equipos equipos afrontarán la cita de hoy con el casillero de victorias en estado virginal, pues el cuadro pontevedrés también perdió su compromiso de la primera jornada, en este caso en la cancha del Valladolid. Tras el partido de este sábado, el Cáceres regresará el próximo viernes a su cancha del Multiusos para enfrentarse a otro rival directo, como es el Canoe.

El alero irlandés de origen nigeriano es, sobre el papel, la pieza más desequilibrante del conjunto gallego. Su neutralización será clave esta noche.