El Cáceres apresa al Canoe

Joseph fue el máximo anotador de los cacerereños anoche ante el Canoe en el Multiusos. :: L. CORDERO/
Joseph fue el máximo anotador de los cacerereños anoche ante el Canoe en el Multiusos. :: L. CORDERO

Los verdes se repusieron a un paupérrimo primer cuarto para pasar por encima de su rival y lograr el segundo triunfo liguero

J. CEPEDA

El Cáceres comienza a gustarse. El conjunto verdinegro consiguió ayer su segunda victoria de la temporada tras derrotar en el Multiusos al Canoe por un contundente 79-57. Todo ello tras lograr reponerse a un primer cuarto paupérrimo y que a la postre sirvió para que los de Roberto Blanco sacasen en los tres actos restantes su gen competitivo barnizado con orgullo propio en una actuación prácticamente coral.

79 CÁCERES

57 REAL CANOE

Cáceres Patrimonio
Zubizarreta (6), Rakocevic (2), Nikolic (7), Kuiper (10) y Joseph (15) -cinco inicial- Úriz (11), Jankovic (3), Ventura (9), Parejo (7), Chacón (1) y Jorge Bilbao (8).
Real Canoe:
Alberto Martín (11), Lundqvist (4), Schaftenaar (5), Ander Martínez (18) y Chema Gil (2) -cinco inicial- Facundo (11), Lobo (0), Jiménez (3) y Tyler (3).
Marcador:
9-17, 36-31 (descanso), 61-42 y 79-57 (final).
Árbitros:
Palomo Cañas, Gómez Luque y Aranzana García. Sin eliminados.
Incidencias:
Alrededor de 1.200 espectadores en el Multiusos.

Con Aitor Zubizarreta en el quinteto titular cacereño como timonero y con un Nikola Rakocevic desafortunado en estos compases iniciales, al Cáceres le costó entrar en calor en lo que a anotación se refiere, pues los de Roberto Blanco no inauguraron su particular casillero de puntos hasta pasados los cuatro minutos de juego, cuando Nikolic logró convertir dos tiros libres. Entre medias, el técnico verdinegro ya se había visto obligado a pedir tiempo muerto para frenar el ventajoso parcial de cero a seis que el Canoe había firmado de salida.

EL DETALLE
Nikola Rakocevic, que en la primera mitad fue pitado por parte del Multiusos, se encaró con un sector de la grada tras uno de los cambios.
EL PROTAGONISTA
Ricardo Úriz fue, con su acertada dirección del juego en cuanto a la toma de decisiones, uno de los principales artífices de la victoria cacereña ante un equipo sin su líder, Kullamae.

La parada técnica no le sirvió al Cáceres para quitarse la venda de los ojos de cara al aro. Mientras tanto, el conjunto amarillo comenzaba a gustarse en cancha contraria haciendo daño no solo desde el perímetro, sino también en la propia pintura, con una propuesta dictatorial en el rebote ofensivo. No obstante, los de Miguel Ángel Aranzábal también pecaron de falta de regularidad y no supieron traducir sus mejores sensaciones en una distancia mayor, llegándose al final del primer cuarto con un 9-17 para los madrileños. Sin embargo, todo ello sería un espejismo comparado con lo que vendría después.

Fue ya en el segundo cuarto, bajo los mandos de Ricardo Úriz y con la espada de varios hombres de la rotación, cuando el Cáceres imprimió más dinamismo y velocidad a su juego ofensivo, hasta el punto de que un triple de Jankovic puso a los verdinegros a tan solo tres puntos (20-23) a los poco más de tres minutos de juego de este segundo cuarto. Por otra parte, los extremeños comenzaron a cerrar mejor el rebote defensivo tras los misiles erróneos del Canoe y Luis Parejo, con un celebradísimo triple, puso por primera vez por delante al equipo local (28-25) a falta de poco menos de tres minutos y medio para llegar el descanso. La escuadra cacereña, que ya había hecho lo más difícil, mantuvo su buen momento para marcharse a los vestuarios con un ventajoso (36-31).

El tiempo de asueto sentó de perlas al Cáceres, que en el tercer cuarto saltó a la pista con el bastón de mando para protagonizar un parcial de ocho a cero con unos buenos minutos de Aitor Zubizarreta, por lo que los de Roberto Blanco se colocaron 13 puntos arriba (44-31) en un abrir y cerrar de ojos.

Golpe sobre la mesa

Justo cuando se atisbaba la reacción visitante, Ferrán Ventura, que ayer demostró sus dotes como tirador, y Ricardo Úriz dieron un golpe encima de la mesa con dos triples consecutivos que elevaron la ventaja cacereña hasta los 15 puntos (50-35) mediado el tercer acto del encuentro. Con la confianza del resultado favorable, el Cáceres se permitió, incluso, alguna jugada de quilates baloncestísticos para jolgorio generalizado del graderío.

Con un 61-42 comenzó el último cuarto, en el que el equipo del Multiusos supo mantener su renta para no pasar apuros en la recta final del envite. Aunque Canoe lo intentó de todas las maneras con un digno Ander Martínez, lo cierto es que el Cáceres siempre encontró el antídoto para neutralizar las embestidas de los visitantes, que no llegaron a reducir en ningún momento la barrera psicológica de los diez puntos. Al final, los locales cerraron el partido con un 79-57 frente a una de sus presas favoritas en la competición.

Con la tranquilidad de conseguir la segunda victoria de la temporada, el Cáceres afrontará la cita de la próxima semana en la siempre difícil cancha del Melilla con algo menos de presión. A favor de los de Blanco jugará el hecho de haber logrado ya una considerable cohesión grupal gracias a la buena adaptación de Arkemm Joseph, ayer MVP, y a la gran respuesta evidenciada por los hombres de la rotación.