LEB ORO

Bohigas: «La salida de Marlon no es deportiva»

Cole Huff, nuevo fichaje del Cáceres, en su presentación. :: A. MÉNDEZ/
Cole Huff, nuevo fichaje del Cáceres, en su presentación. :: A. MÉNDEZ

El técnico del Cáceres reconoce que la marcha del pívot norteamericano se ha debido a motivos administrativos. La llegada de Cole Huff ofrecerá nuevas variantes tácticas

MARÍA CORRAL CÁCERES.

La salida de Marlon Johnson ha sido la razón de la llegada del nuevo ala-pívot del Cáceres Patrimonio de la Humanidad, Cole Huff. Por problemas administrativos, el jugador norteamericano ha tenido que abandonar la entidad verdinegra transcurrido el primer mes del campeonato liguero.

Así lo explicaron ayer José Manuel Sánchez y Ñete Bohigas, presidente y entrenador del club cacereño respectivamente, en la comparecencia que tuvo lugar con motivo de la presentación del recién aterrizado. Su marcha no se ha debido a cuestiones deportivas, «porque lo estaba haciendo más o menos bien».

Sin entrar en más detalles ni ahondar en el porqué de tan repentina decisión, tanto el técnico como el máximo responsable de la entidad verdinegra se centraron en darle la bienvenida al nuevo integrante de la plantilla. «Espero que nos aporte todo lo que sabe para que el equipo gane y que se encuentre cómodo con nosotros y en la ciudad», fueron las palabras de recibimiento de José Manuel Sánchez.

En la misma línea, Ñete Bohigas hizo especial hincapié en que Cole Huff tenga una buena acogida por parte del resto de sus compañeros para facilitarle la adaptación a una liga exigente y en la que no había tenido la oportunidad de jugar hasta ahora. Además, el técnico se mostró deseoso de retomar los entrenamientos para ver en primera persona qué puede aportar la nueva adquisición del mercado.

Sin ser un gran defensor ni reboteador, el ala-pívot estadounidense llega al Cáceres no solo para lanzar triples. Así lo indicó Ñete Bohigas, que ve en él nuevas variantes de juego, especialmente en el poste bajo. «Es capaz de poner la bola en el suelo e incluso ha jugado de '3', por lo que ganamos alguna que otra posibilidad». Además, justificó su incorporación no como una sustitución del ya ausente en el plantel verdinegro Marlon Johnson, sino como la adhesión de un perfil del que se carecía. «Hemos buscado, dentro de nuestras posibilidades, lo que realmente creemos que necesitábamos en este momento, alguien que nos abriese un poquito más el campo desde el puesto de '4'».

Una estructura completamente distinta a la que se planteó en pretemporada y que desde el Cáceres se han visto obligados a modificar. Sobre si con el cambio de jugador el equipo ganará o perderá cualidades, Ñete Bohigas se sinceró: «Marlon era un jugador más físico, de contraataque, no era un tirador. Hemos perdido quizás la posibilidad física, pero hemos ganado en situaciones que creemos favorables para el grupo, como jugar al 'pick and pop', en el poste bajo, de cara».

Cole Huff, por su parte, se autodefinió como «un jugador versátil, incluso a la hora de defender», ya que sus 2,03 metros de altura servirán de gran ayuda en el rebote. Asimismo, se mostró «contento e ilusionado» de haber encontrado un nuevo hogar en el conjunto extremeño y «con muchas ganas» de unirse a sus compañeros y empezar ya a competir.

Ante la preocupación despertada a causa del discreto rendimiento del nuevo fichaje en otros clubes, el tiempo dirá si el cambio beneficia o perjudica el juego del Cáceres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos