Blanco, de Plasencia al bronce tailandés

Mamen Blanco, con el número '4', levanta los brazos para celebrar el bronce junto a sus compañeras. feb/
Mamen Blanco, con el número '4', levanta los brazos para celebrar el bronce junto a sus compañeras. feb

Mamen aportó un par de rebotes y una asistencia en la victoria ante Bélgica por 58-52 La canterana del CP Miralvalle y de la selección española se sube al podio en el Mundial sub-19

MARCO A. RODRÍGUEZ

badajoz. Todavía resuena el eco del reciente triunfo de un extremeño con una selección española de baloncesto cuando este domingo la historia se repitió con Mamen Blanco. Si hace siete días fue Alejandro Galán con la sub-20, ayer la placentina se subió al podio en el Mundial de Tailandia con el combinado nacional sub-19. Formada en las categorías inferiores del CP Miralvalle y hoy en el Barcelona de LF2, completa la rotación de la potente selección que derrotó a Bélgica 58-52 con dos rebotes y una asistencia de la extremeña en sus seis minutos de juego. Blanco no estuvo acertada en los lanzamientos (0 de 5 en tiros, incluyendo un triple) y se quedó sin anotar, pero ya suma un nuevo metal al oro obtenido en el Europeo 2016 con la sub-16 y la plata continental con la sub-18 en 2018.

Una selección española a la que se le notó no haber digerido el mal trago de la derrota ante Australia que le privó de la final mundialista. Tal vez con la mente en la ocasión perdida, comenzaron mal las chicas de Fabián Téllez, pero supieron recomponerse después de cinco minutos de reloj sin anotar un solo punto, según informa la Federación Española de Baloncesto. El mal inicio supuso un parcial en contra de 0-9 del que pronto salieron las españolas para acabar el primer cuarto con un ajustado 15-14. En el segundo acto, ganado por las belgas 21-25, no habría grandes distancias. Fue tras el descanso cuando las españolas incrementaron la labor defensiva, aunque tampoco les sirvió para un despegue definitivo. El tercer cuarto concluyó con 38-35 y todo por decidir.

Porque el partido estuvo marcado por los bajos porcentajes y el escaso acierto, con una igualdad que solo se rompería a favor de España en el último tramo, apoyada en los números de sus máximos exponentes: Lola Pendande -14 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias, elegida además en el mejor quinteto del torneo-, Helena Pueyo -10, 7 y 7-, y Aixa Wone -7, 8 y 1-. Las compañeras de Mamen Blanco hicieron su mejor baloncesto en el momento adecuado para entrar en una recta final del choque con un margen no definitivo pero sí importante que supieron mantener en los últimos minutos hasta el 58-52 final. Nuevo éxito del baloncesto femenino nacional y de paso del deporte de la canasta regional, que suma piezas a su prometedor futuro.

Más