LEB ORO

El base Mazurczak se convierte en la primera cara nueva del Cáceres

Mazurczak. :: cáceres/
Mazurczak. :: cáceres

Estadounidense e internacional con Polonia, la adquisición de los verdinegros procede del Chemnitz, de la segunda alemana

REDACCIÓN CÁCERES.

Tras las renovaciones de dos estandartes como Luis Parejo y Guillermo Corrales, el Cáceres oficializó ayer la que será su primera cara nueva de la temporada 2018/19. El protagonista no es otro que el base estadounidense e internacional polaco Andy Mazurczak (1993), quien llega al Multiusos procedente del Chemnitzs, de la segunda categoría del baloncesto alemán.

Con 24 años y 1,88 metros de altura, que le permiten jugar en posición de escolta, Andy Mazurczak se define como «un base creativo que busca involucrar a sus compañeros primero y que también puede anotar». Lejos de protagonizar una política eléctrica en el juego, su perfil más cerebral y pausado servirá para complementar el músculo y la energía aportada por Corrales sobre el parqué. «Me considero un jugador tranquilo y paciente al que le gusta ganar», explicó el nuevo jugador del Cáceres en sus primeras declaraciones al departamento de comunicación de la entidad.

Tras jugar dos años en Europa, con un promedio de 10,9 puntos, 3,1 rebotes y 4,9 asistencias en 25 minutos de juego con el Niners Chemnitz la pasada temporada, el joven base llega al Cáceres con el afán de aportar trabajo en el juego colectivo.

Entusiasmado por empezar a trabajar bajo la dirección del técnico cacereño Ñete Bohigas, Andy Mazurczak será el compañero de viaje de Guillermo Corrales en la organización del juego. Con esta incorporación el club da por cerrada la pareja de bases. Es por ello por lo que el catalán Pol Olivier, que la pasada campaña fue el segundo base en discordia, tendrá que buscar acomodo lejos de tierras cacereñas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos