El Al-Qázeres confía en sus perlas norteamericanas

Akela Maize y Cobi Barbee durante la presentación/AL-QAZERES
Akela Maize y Cobi Barbee durante la presentación / AL-QAZERES

El entrenador Jesús Sánchez tratará de exprimir todos los recursos de Cobi Barbee y Akela Maize, quienes reconocen sentirse a gusto en su nuevo equipo

MARÍA CORRAL

Menos de 48 horas antes de poner rumbo a Madrid con motivo de la celebración del Open Day de la temporada 2018/2019, el Nissan Al-Qázeres continúa con la presentación de sus nuevos fichajes. Ayer fue el turno de las norteamericanas Shacobia Barbee, 'Cobi', y Akela Maize, jugadoras en las que se tienen puestas grandes esperanzas para que el Pabellón Serrano Macayo luzca otro estilo de baloncesto.

De momento, el entrenador Jesús Sánchez mostró sentirse «contento» por el rendimiento de ambas en pretemporada y confió en que cada una de ellas se adapte perfectamente a su rol. «Cobi es muy completa y ya ha demostrado en campañas anteriores que sabe hacer de todo. Cada año viene jugando mejor. Akela, en cambio, acaba de terminar la universidad y se caracteriza por ser una buena defensora, pero aquí tendrá que ayudar también en ataque», reconoció el técnico cacereño sobre las perlas estadounidenses.

Las propias jugadoras destacaron el buen recibimiento que han tenido en la ciudad y las ganas de que arranque ya la temporada. Cobi, que ya cumple su tercer ejercicio en España, afirmó que su adaptación en el Al-Qázeres está siendo más fácil gracias a Gaby Ocete y Pao Ferrari, con quien ya compartió vestuario el año pasado en Zaragoza. Asimismo, dijo percibir la evolución y crecimiento del equipo con el paso de las semanas.

Maize, por su parte, está viviendo su primera experiencia fuera de Estados Unidos y confesó que lo que más le ha sorprendido desde su llegada ha sido manejarse con el castellano mejor de lo que pensaba: «Entender el idioma me está ayudando bastante. No sabía dónde venía y lo que he visto por ahora me encanta». Sobre su nueva faceta en el cuadro cacereño, más ofensiva que la que había desempeñado en su país de origen, la pívot norteamericana admitió sentirse cómoda: «Normalmente se me ha conocido por ser una jugadora defensiva y reboteadora. Me gusta el hecho de tener ahora más opciones en ataque».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos