El Adepla regresa a la EBA con una gris derrota

El Adepla regresa a la EBA con una gris derrota

El equipo placentino, con bajas importantes, no tuvo opciones ante un ULB mucho más experimentado

JUAN CARLOS RAMOS

El AD Plasencia Basquet (Adepla) tuvo un gris regreso a la Liga EBA después de tomarse un año sabático la pasada temporada. Debutaba en casa, jugando por primera vez en La Bombonera, y lo hacía encajando una contundente derrota a manos de la Unión Linense (71-96).

El equipo gaditano dominó de principio a fin a pesar de contar solo con siete jugadores habituales por las bajas de Sileikis y Lucas Pérez. Con un parcial de salida de 2-14 abrió en cuatro minutos una brecha que ya nunca bajó de los diez puntos.

El AD Plasencia también tenía las importantes bajas de sus dos jugadores senegaleses, Aba Diatta e Ibrahima Niang, que aún no han recibido el transfer internacional. Se echó de menos sobre todo la presencia del primero, ya que la falta de centímetros y de kilos en la pintura fue un hándicap a lo largo de todo el partido.

71 AD Plasencia Basquet

96 ULB

AD Plasencia Basquet
Pablo Bayle (9), Nacho Arias (10), Samuel Abu (3), Ernest Maize (23), Zue Halba –cinco inicial-, Christian Seguí (21), Eduardo Salcines, Pedro Blázquez, Roberto Domínguez (2) y Yussuf Ahmed (3).
Oh!Tels ULB
David Rubio (16), Hugo Tavio (10), David Espadiña (18), Alexander Bak (21), Cándido Matoso (17) –cinco inicial-, Iván Torres, Víctor Chernodolia (7), Alejandro Valón (7) y Rafael Aradas.
parciales:
15-32, 35-51, 53-71 y 71-96.
árbitros:
Sergio Acevedo Perera y Raúl Aguilera Mellado.
Incidencias:
Pabellón Ciudad de Plasencia, 200 espectadores.

La superioridad gaditana se plasmó sobre el parquet con guarismos abultadísimos. Dominaba por dentro y también por fuera, donde el danés Alexander Bak, un 3 con mucha presencia física, abría la zona como cuchillo sobre mantequilla. Al final del primer cuarto, 15-32.

A partir de ahí, el AD Plasencia supo competir mejor. Coincidió además con la entrada en pista de Christian Seguí, un escolta de 18 años proveniente de Lucentum Alicante que dejó las mejores sensaciones. Se fue hasta los 21 puntos.

Cuando el ULB se comenzó a atascar en el perímetro, supo tener paciencia y buscar por dentro a jugadores como Cándido Matoso y David Espadiña, muy superiores a sus pares. Con 35-51 se llegó al descanso.

La reanudación solo sirvió para ver un intercambio de canastas que impidió que el AD Plasencia redujera esa diferencia de 16 puntos. Si acaso, sirvió para que los aficionados comenzaran a familiarizarse con nuevos jugadores.

Aparte de Christian Seguí, destacó la actuación del americano Ernest Maize y el carácter voluntarioso de veterano Pablo Bayle.