«Tenía la sensación de que íbamos a ganar»

El quinto partido que tendrá lugar este martes empezó ya a jugarse en la rueda de prensa posterior al partido. Incendiarias fueron las declaraciones de Carles Durán, técnico del CB Prat, que tuvo recados para todos. Eso sí, sin dar nombres. «Rakocevic ha reventado el partido y no queda nada más que aplaudir. Ya para el partido del martes, espero que gane el baloncesto y que no haya sinvergüenzas tocando los huevos», haciendo alusión, según él, a uno o más jugadores del Cáceres. «Es una falta de respeto reírte cuando vas ganando por 20 puntos». Además, se acordó de la afición cacereña por silbar a Álex Ros. «Me parece fatal la reacción del público. Si lo conocieran no lo harían. Como veterano que es, sólo trata de proteger a sus compañeros».

Por su parte, Ñete Bohigas trató de desdramatizar las palabras o incluso de corregirlas. «Ninguno de mi jugador es un sinvergüenza ni nadie se ha reído de sus jugadores. Esto es deporte profesional. Y a mí no es que me gusten que piten a jugadores, pero es lo que se van a encontrar sus chicos en el futuro en muchas canchas ACB».

Respecto al partido, el técnico del Cáceres reconoció que afrontó el partido con tranquilidad. «Era cuestión de sensaciones. Por la mañana, tenía la sensación de que íbamos a ganar. Estoy muy contento por el equipo, no toda la gente es capaz de levantarse anímicamente después del varapalo del viernes. Eso demuestra que no tenemos un problema físico».