Más adoquines y más montaña en el próximo Tour de Francia

La próxima edición del Tour de Francia fue presentada ayer en París. El recorrido elegido deja sorpresas como una mayor apuesta por los adoquines y un mayor kilometraje sobre esta superficie, además de la exploración de nuevos puertos como el Portet. También sorprende la etapa de alta montaña de solo 65 kilómetros, que ha sido bautizado como el nuevo Tourmalet. Será una ronda gala marcada por los finales en alto y donde los sprinters buscarán adueñarse de las escasas etapas en llano. Durante la presentación, Chris Froome fue galardonado con el Velo d´Or (la bicicleta de oro) por tercer año consecutivo. El británico volverá a partir de neuvo como favorito, aunque cree que este año la defensa del título "será más dura" por el recorrido elegido. Los otros aspirantes al maillot amarillo serán Tom Doumolin, Nairo Quintana y Romain Bardet.