«'Supervivientes' fue mi peor trabajo en televisión»

«'Supervivientes' fue mi peor trabajo en televisión»

Juanma López Iturriaga regresa esta noche a su género favorito, los concursos, con 'Crush' (TVE).«Era una puerta que no me imaginaba que se iba a volver a abrir para mí»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Hace tiempo que los concursos de televisión dejaron de ser un simple asunto de preguntas y respuestas. Desde que llegaron las trampillas, las manchas de colores o los billetes que salen volando, el espectador parece disfrutar cuanto más sufre el concursante. Por ahí van los tiros de 'Crush', el nuevo formato que estrena TVE esta noche (a partir de las 22.05 horas) y en el que los participantes deberán contestar correctamente si no quieren ser aplastados por una caja en caída libre. El encargado de conducirlo es Juanma López Iturriaga (Bilbao, 1959), que regresa al género «que más me gusta».

-¿Cómo lleva lo de ejercer de Carlos Sobera?

-(Risas) Yo soy mayor que Sobera. Cuando él empezó con los concursos yo ya llevaba un tiempo de presentador. Me retiré del baloncesto en 1990 y me ficharon para programas deportivos. Luego empecé a hacer concursos, el género televisivo que más me gusta.

-¿Cómo llega un jugador de baloncesto a esto?

-Cuando era jugador veía mucha tele americana, los veranos iba a Estados Unidos y alucinaba con la forma en la que narraban los partidos. Ya pensaba en que quería ser comentarista y Telemadrid, que tenía los derechos de la ACB por aquel entonces, pensó en mí. Me propusieron hacer una especie de presentación antes y después de los partidos, salió bien y a la gente le gustó. Mi gran salto fue presentar 'Inocente, inocente'. Los televidentes se acostumbraron a verme fuera del deporte.

-¿En qué estaba cuando le llamaron para presentar 'Crush'?

-Pues estaba a mi canal de YouTube de baloncesto, a mis conferencias... Y de repente me llamó TVE para presentar este concurso. Era una puerta que no me imaginaba que iba a volverse a abrir para mí. Estoy muy feliz.

-Los concursos han cambiado mucho, ahora hay hasta trampillas.

-Pero las leyes de un concurso son muy claras: que las preguntas no sean muy sencillas ni muy complicadas, que invite a participar al público, que te pongas a verlo y tengas ganas de contestar. En este caso concreto, además es muy espectacular ver cómo una caja aplasta a una persona.

-También presentó un 'reality', 'Supervivientes'.

-Y creo que es mi peor trabajo en televisión. Como experiencia vital estuvo bien, pero no me llegué a meter en la grabación, no sufría con las eliminaciones.

-¿No volvería a presentarlo?

-Tal y como se graba ahora, no. La irrupción de 'Gran Hermano' trajo la primacía del directo, lo condicionó todo. Dejó de ser una aventura de supervivencia en una isla para centrarse en las relaciones personales entre los concursantes.

En «terreno minado»

-Su hermano Mikel también debutó en televisión.

-El programa estaba muy bien y mi hermano también, era muy reconocible en su humor. Pero la pelea era dura, un programa de cocina en 'prime time', de esa duración... Estaba en terreno minado. Me gustaría hacer algo con él, aunque su universo y el mío son distintos (risas).

-¿Quién es para usted el mejor presentador de este país?

-Mi consumo de televisión ha descendido bastante, quizá porque hay tantas series para ver y yo soy tan fan que no sigo otra cosa. Están los presentadores de siempre, como Sobera, cuyo levantamiento de ceja se estudiará en las escuelas de comunicación; es una conexión cósmica con el espectador. También Juanra Bonet, Arturo Valls... Se ha impuesto el presentador coloquial, que empatiza con los concursantes.

-¿Y Jorge Javier Vázquez?

-No comento. ¿Presenta concursos?

-Presenta programas...

- No puedo juzgar porque ese tipo de televisión y ese tipo de mundo está en las antípodas mías. No voy a opinar de un presentador al que he visto tres minutos en mi vida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos